IES BLAS CABRERA FELIPE

Día de la paz 2013

Día de la paz 2013Nosotros tenemos un sueño: queremos manifestar que creemos en un mundo donde hay sitio para todos. Así comienza uno de los manifiestos redactados por el alumnado del instituto con motivo del Día de la Paz, celebrado el pasado 30 de enero. Todo el instituto participó en un acto simbólico con tal motivo y del que ofrecemos documentos gráficos además de la redacción completa de los dos manifiestos por la paz. 

 

 

MANIFIESTO 1.-

Nosotros tenemos un sueño, queremos manifestar que:

Creemos en un mundo donde hay sitio para todos, creemos en el amor, la tolerancia, la democracia y la autonomía,  estamos con los pobres y los excluidos, añadimos nuestra voz a la de las personas que se oponen a las guerras, creemos en cambiar los desequilibrios, creemos en la diversidad y la sostenibilidad y por último, creemos en segundas oportunidades con el fin de mejorar lo que somos y lo que aquí hacemos.

Pero eso es solo un sueño. No podemos pensar en paz mientras la mitad de la población del mundo esté en el camino de la pobreza, la miseria y la injusticia, y privadas de los derechos más fundamentales. No podemos hablar de paz mientras los gastos militares del planeta  superen los gastos de sanidad, educación, cultura y ocio de los pueblos del mundo.

Cuando el mayor negocio de los países más poderosos e influyentes de la Tierra es la venta de armas y la guerra, no se puede creer en paz. Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca.

Por eso, hoy hemos guardado 3 minutos de silencio, para seguir declarando el derecho que se ha expresado por la humanidad  a lo largo de los siglos, el derecho a la paz y para pedir bien alto que se toque el corazón de las personas violentas, transformándolas.

Como ya dijo Isaac Newton: “Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”. Así que durante estos tres minutos hemos sido capaces de crear ese puente, traspasando así las fronteras de la violencia, con un destino fijo: LA PAZ.

Igualmente, y  recordando al mítico John Lenon, cerremos un minuto los ojos e imaginemos a toda la gente del mundo viviendo la vida en paz, disfrutemos un minuto de esa paz con todo el mundo.

La Paz comienza con un gesto individual, y hoy, la empezaremos nosotros.

MANIFIESTO 2.-

“No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla”

ELEANOR ROOSEVELT

Buenos días.

Hoy es el Día de la Paz y de la No Violencia. En este manifiesto, quiero recordar que a pesar de que somos adolescentes, nos damos cuenta de las cosas que pasan a nuestro alrededor.   Sabemos que hay lugares en el mundo donde la única ley válida es la violencia, donde la paz es pisoteada.  Hay personas que mueren de hambre, niños que sucumben con pocos años por falta de medicamentos, que son vendidos como esclavos al mejor postor, que tienen que emigrar para poder vivir una vida digna. Somos conscientes que hay una gran oleada de solidaridad ante la crueldad que se vive en algunos países.

Todas las personas conocen los fundamentos de las guerras, y eso la convierte en evitable. Entre la paz y la guerra hay una delgada línea que las separa, para no volver a la barbarie hace falta algo más que calma. El deseo de paz está por encima de todas las ideologías, religiones y culturas, entonces, ¿por qué no buscar soluciones pacíficas? La paz comienza a forjarse en el corazón de cada uno; paz con el amigo, la familia, el extranjero, el que no opina igual que nosotros, etc.

La estructura básica de la paz es el amor: El niño pequeño que duerme en los brazos de sus padres se siente querido, le da confianza y calma, le proporciona paz.

Ahora, estaremos 3 minutos en silencio y desde nuestros sentimientos más nobles de nuestro corazón, escribiremos en este folio en blanco nuestro mejor deseo de paz.