IES BLAS CABRERA FELIPE

Compostaje escolar: Economía circular y sostenibilidad

Creado: Martes, 03 Diciembre 2019 16:22
Escrito por Celia Rodríguez

Red de Escuelas Canarias para la Sostenibilidad

Gran parte de los residuos de nuestros hogares son residuos vegetales, es decir, materia orgánica. Esta puede ser aprovechada mediante el compostaje: proceso natural de descomposición de la materia orgánica muy sencillo, que permite reducir en origen los residuos orgánicos (restos vegetales, posos de café…), y a la vez conseguir como producto final un fertilizante y regenerador del suelo de alta calidad (el compost). Nuestro proyecto de compostaje escolar se complementa con los programas y proyectos del centro siendo una oportunidad ideal para enseñar a nuestros estudiantes, de una forma interactiva y motivadora, las ventajas ambientales, sociales y económicas de este sistema.

Este proyecto pretende tener continuidad en el tiempo y se ha estado desarrollando en nuestro centro, IES Blas Cabrera Felipe, durante varios cursos escolares gracias a una compostadora, entregada por el Cabildo de Lanzarote, y a unos talleres de formación impartidos por personal de ese mismo organismo. Se trata de un proyecto cooperativo, coordinado por RedECOS (Red Canaria de Centros Educativos para la Sostenibilidad) y el programa PROMECO (Programa para la Mejora de la Convivencia) en su mini proyecto “De lo que se Siembra, se Recoge”, con la participación del alumnado de la ESO, personal docente y no docente, que está aportando residuos vegetales procedentes de sus casas y de la cafetería del instituto y el alumnado de 1º de Bachillerato, que constituye el Comité Ambiental del centro, y alumnado y profesorado del programa PROMECO, responsables de la gestión de los residuos y de la supervisión de la compostadora. El alumnado del Programa de Mejora de la Convivencia utiliza el compost obtenido en la compostadora como abono natural en el huerto escolar y los productos se donan para su venta en el Mercadillo Solidario y Cooperativo del centro. De este modo, nuestros residuos pasan a ser de nuevo materias primas con las que obtener nuevos productos, y, por tanto, podemos entender el compostaje como un claro ejemplo de economía circular, inventada por la propia naturaleza, y que ahora nosotros podemos reproducir en el instituto y en casa. Debemos tener presente que el Consejo Europeo exigirá a los Estados miembros, antes del 31 de diciembre de 2023, la recogida por separado de los residuos orgánicos o su reciclaje en origen, es decir, mediante compostaje doméstico.  Gracias a todos y a todas por contribuir a un mundo más sostenible, saludable y solidario. Celia Rodríguez (Coordinadora de la Red Canaria de Centros Educativos para la Sostenibilidad).  Teresa Mendoza (Coordinadora de la Red Canaria de Escuelas Solidarias).