NOF-9. Derechos y deberes del profesorado.

CAPÍTULO 1.- DE DERECHOS Y DEBERES DE LOS PROFESORES.

Artículo 53.- DE LOS DERECHOS DEL PROFESORADO.

Artículo 54.- DE LOS DEBERES DEL PROFESORADO.


TÍTULO III. DE LOS DERECHOS Y LOS DEBERES

CAPÍTULO 1.- DE DERECHOS Y DEBERES DE LOS PROFESORES.

Además del director del centro, el resto de los miembros del equipo directivo velará por  el cumplimiento de las obligaciones del profesorado,  recordando en las primeras reuniones del curso escolar los distintos deberes contemplados en las disposiciones vigentes. Asimismo adoptarán medidas para garantizar el ejercicio de los derechos para lo que informarán, también a comienzo de curso, las horas de atención a posibles reclamaciones, recogida de sugerencias, etc.

Se informará sobre los derechos y deberes, contemplados entre otras, en las siguientes normas:

- LOE y LODE.

- Ley 7/2007, de 12 de abril.

- Ley 31/1995, de 8 de noviembre.

- Ley 15/1999, de 13 de diciembre.

Artículo 53.- DE LOS DERECHOS DEL PROFESORADO.

-           Vide LOE, ARTÍCULO102 y 105.

-           Vide LODE, ARTÍCULO 3.

-           Vide Ley 31/1995, de 8 de noviembre, ARTÍCULO 14, 18, 19, 22, 33, 34 y 40

-           Vide sobre Mutualismo Administrativo, entre otras, el Real Decreto 375/2003, de 28 de marzo.

-           Vide Decreto 315/1964, de 7 de febrero (derogado en su mayor parte).

-           Vide Ley 30/1984, de 2 de agosto, modificada por Ley 23/1988, de 28 de julio y otras disposiciones y con numerosos ARTÍCULOs derogados.

-           Vide Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto básico del empleado público (BOE 13-4-2007).

-           Vide Ley 2/1987, de 30 de  marzo, de la Función Pública Canaria, ARTÍCULO 10 y ss.

(Se tendrá presente las peculiaridades del personal docente en las normas)

  1. Los profesores del centro ejercerán su labor con respeto a su libertad de conciencia.
  2. Todo profesor, independientemente de su condición administrativa, de destino o titu­lación, participará en régimen, de igualdad en la organización general de centro y en sus órganos de representación y gobierno, siempre que no exis­ta impedimento legal en aquellas situaciones espe­cíficas en que así se establezca.
  3. Todos los profesores de un área tienen el dere­cho de participar en el diseño y la redacción de las programaciones didácticas y en su modifica­ción durante el curso, si fuese necesaria, en con­diciones de igualdad.
  4. Los profesores tienen el derecho a expresar sus opiniones sobre aspectos referidos a la organización y actividades del centro en el seno de los órganos de representación y participación del centro.
  5. El profesorado de instituto tiene derecho al debido respeto a su persona y a su trabajo.
  6. El pro­fesorado, en el ejercicio de, sus funciones docentes, deberá contar con la colaboración y la con­sideración respetuosa del alumnado y sus fami­lias.
  7. En las actividades lectivas, complementarias y extraescolares en que intervenga, el profesora­do tiene derecho a adoptar las medidas correctoras adecuadas a fin de tutelar el pacífico disfrute del derecho a la educación del conjunto de sus alum­nos y alumnas.
  8. Los profesores del centro podrán ejercer el derecho a la huelga en los términos establecidos por la legislación. De igual modo, la Dirección del centro, en caso de huelga, deberá organizar las actividades del centro de modo que se pueda atender, de la mejor manera posible y sin aten­tar contra el derecho de huelga de los profesores que a ésta se sumen, el derecho a la educación de los alumnos del centro, en especial el de aquellos que cursen enseñanzas obligatorias y sean meno­res de edad.
  9. La Dirección está obligada a facilitar, den­tro de la disponibilidad del centro, los espacios apropiados para cuantas reuniones se convoquen para estudiar asuntos de carácter laboral. Salvo en el caso de celebrarse en jornada de huelga, éstas se procurarán convocar en horario que permita la asistencia de todos los profesores y en ningún caso supondrán la interrupción de las actividades docentes del centro en su horario habitual.
  10. Todos los profesores tienen derecho a participar en cursos y actividades que contri­buyan a su formación permanente. La Dirección, dentro de la disponibilidad horaria del centro, deberá facilitar el acceso del profesorado a esta formación. Salvo en los casos de autorización expresa por parte de la Administración Educa­tiva, la asistencia a cursos y actividades de este tipo no podrá realizarse en horario lectivo del profesor.
  11. El profesor tendrá derecho a solicitar los medios precisos para una eficaz realización de las actividades docentes encomendadas dentro de la disponibilidad material y organizativa del centro. En ningún caso se podrá consentir discriminación alguna en el acceso a los recursos del centro.
  12. El profesorado, en el ejercicio de sus funciones docentes, deberá contar con la colabora­ción y la consideración respetuosa del alumnado y sus familias.
  13. El profesor podrá ejercer, además de los derechos recogidos en las presentes Normas de Organización y Funcionamiento, cuan­tos otros estén previstos en el resto de la legisla­ción vigente.

Artículo 54.- DE LOS DEBERES DEL PROFESORADO.

-           Vide LOE, ARTÍCULO 91 y 102.

-           Vide Decreto 315/1964, de 7 de febrero (derogada en su mayor parte).

-           Vide Ley 30/1984, de 2 de agosto, modificada por Ley 23/1988, de 28 de julio, entre otras.

-           Vide Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto básico del empleado público (BOE 13-4-2007).

-           Vide Ley 2/1987, de 30 de  marzo, de la Función Pública Canaria, ARTÍCULO 10 y ss.

-           Ley 1/1997, de 7 de febrero, de Atención Integral de Menores (BOC 17-2-1997), ARTÍCULO 19, entre otros.

(Se tendrá presente las peculiaridades del personal docente en las normas)

  1. Los profesores del centro ejercerán su labor con respeto a su libertad de conciencia y a la de los alumnos y a sus familias.
  2. En el caso de órganos colegiados donde la representación de profesores no sea general, Con­sejo Escolar, Comisión de Coordinación Peda­gógica, Reunión de Tutores, Comisi de Actividades Extraescolares y Complementarias, etc... Los miembros presentes en ellos están obli­gados a transmitir las opiniones de éstos, tanto cuando son individuales como cuando lo son de grupo.
  3. Todos los profesores tienen el deber de respetar la dignidad y la libertad de concien­cia y --convicciones religiosas de sus compañeros, alumnos, padres de éstos y del personal no docente del centro.
  4. El profesor debe respetar las normas básicas de organización y convivencia del centro desde una perspectiva de ejemplaridad, respeto a los alumnos y a los restantes miembros de la Comu­nidad Educativa.
  5. En el ejercicio de la labor docente, todo pro­fesor deberá impartir los ámbitos, las materias o los módulos profesionales encomendados con rigor científico y suficiencia pedagógica con respecto al plan de estudios, las programaciones didácti­cas y las directrices emanadas por los departa­mentos en el ámbito de sus competencias. Deberá llevar un registro actualizado sus alumnos y alumnas que será entregado al jefe o jefa de departamento en caso de ausencia al centro por más de tres días. Si la ausencia es del Jefe o jefa de departamento se le ntregará al profesorado encargado de sustituirle.
  6. Una vez corregidos los exámenes realizados por los alumnos y alumnas y vistos por ellos y/o sus padres o representantes legales, debrán ser archivados en los respectivos departamentos.
  7. Es un deber fundamental del profesor asis­tir regularmente y con puntualidad a las clases y a cuantas otras actividades lectivas y comple­mentarias estén contempladas en su horario de trabajo y tengan carácter presencial.
  8. Si por causa de fuerza mayor el profesor no pudiera asistir al trabajo, esta ausencia o previsión de ausencia se comunicará a la Dirección del cen­tro lo más pronto posible y presentará justificación documental de la falta o faltas una vez se incorpore al centro,  en los términos esta­blecidos legalmente a la Dirección del instituto.
  9. El profesor debe ejercer su actividad docen­te con entrega personal, prestar atención a las suge­rencias y posibles quejas de los alumnos y sus padres en el caso de menores de edad, y estar abier­to a una crítica constructiva y respetuosa.
  10. Todo profesor tiene la obligación de informar con deta­lle de los criterios e instrumentos de evaluación de su materia o módulo.
  11. Es obligación del profesor controlar la asistencia de sus alumnos a clase en los términos orga­nizativos fijados por el instituto, así como comunicar esta información a quien corresponda.
  12. El profesorado debe hacer cumplir y llevar a cabo los acuerdos tomados en los distintos documentos establecido en la Ley Orgánica 3/2006 de Educación así como lo recogido en las presentes Normas de Organización y Funcionamiento, así como desempeñar su práctica educativa de acuer­do con las programaciones de las áreas y materias.
  13. Los profesores, individual y colectivamente, están obligados a guardar reserva de cuanta infor­mación pudieran conocer referida a la conducta y rendimiento escolar de los alumnos, haciendo un uso adecuado de la información de la que se disponga, según lo previsto en la normativa, y siempre velando por los derechos del alumnado. De manera destacada, los profesores tutores vela­rán por la debida confidencialidad que debe tener la orientación académica y profesional que se entre­gará al alumnado de Educación Secundaria Obligatoria al final de la etapa.
  14. Es obligación del profesorado educar a los alumnos en el marco de los principios y objeti­vos generales aprobados por el centro y fomen­tar la capacidad y actitud constructiva de los alum­nos a partir de la impartición de una enseñanza pluralista, exenta de toda manipulación ideoló­gica y propagandística.
  15. El profesor deberá respetar, además de los derechos y los deberes recogidos en las presentes Normas de Organización y Funcionamiento y cuan­tos otros estén previstos en el resto de la legisla­ción vigente.