Familias

Día de la Paz 2017

Día de la Paz 2017

Con motivo del Día de la Paz han tenido lugar en el instituto varios actos.  Los grupos de tercero y cuarto de ESO y los de primero y segundo de bachillerato han colocado frases alusivas en paneles situados en las distintas plantas del edificio principal.  El alumnado de primero y segundo de ESO ha visionado la película El niño con el pijama a rayas. Posteriormente ha realizado actividades de reflexión sobre la paz a través del Plan de Acción Tutorial.  Las alumnas Ángela Ruíz y Elena Rijo han elaborado un manifiesto por la paz que pueden leer a continuación.

MANIFIESTO POR LA PAZ

El principal cometido de este manifiesto no consiste en hacer que a aquellas personas que lo lean se les llene la cabeza con hermosas frases vacías que carezcan de significado o aplicación inmediata a la vida real. Con estas palabras queremos dar a conocer las razones por las cuales la paz es una necesidad, no un sueño; los sueños están repletos de fragmentos de irrealidad que dotan de negativismo nuestras esperanzas y les aportan al mismo tiempo el sentimiento de que son ilusiones imposibles.
La paz empieza dentro de cada uno de nosotros, por lo que una persona no puede albergar la esperanza de un mundo apacible cuando no está en paz consigo mismo y sus actos difieren de sus valores. Es posible que dos personas no compartan el mismo concepto de paz; para algunos es simplemente la ausencia de guerra, mientras que para otros es un derecho inalienable del ser humano que da cabida a la felicidad y la justicia, tan solo cuando se carece de todo esto dejan de importar los bienes materiales o el éxito laboral para dejar paso a la agonía por la que están pasando muchas personas que siguen luchando por sobrevivir en un mundo convulsionado por la violencia, que les deja morir de hambre y frío...
La paz solo podrá perdurar cuando la gente sea libre y se destruyan todas las intangibles barreras que cohíben su vida y la condicionan en base a su lugar de origen, condición socioeconómica o grado académico. Al igual que se puede enseñar a sembrar el caos y la desgracia también puede educarse para crear un mundo que promulgue la paz, en todos los sentidos y condiciones. Y si tenemos que soñar, que sea después de haber dado lo mejor de nosotros a favor de una causa tan necesaria.

Realizado por las alumnas: Ángela Ruiz Martín y Elena Rijo García.