Una propuesta de trabajo para el aula Medusa

web20Una de las ventajas que ofrecen las TICs en el trabajo con alumnos es la facilidad para permitir que el alumnado progrese a su propio ritmo. Algunos alumnos, por las razones que sean, se sienten seguros y avanzan más rápido que otros. Pero la rapidez no siempre significa mayor eficacia. El alumno debe aprender a autoevaluar su trabajo, a corregirlo y mejorarlo. Es parte del trabajo del profesor pedirle que avance en ese aspecto. Se mejora así la capacidad de autocrítica y se facilita el trabajo ya que, al menos en teoría, la tarea debe llegar a manos del profesorado con menos errores.


TAREAS DE PROFUNDIZACIÓN Y TRABAJO EN CASA
Una vez que se valora la tarea, es sencillo devolverla al alumnado para que, en clase o desde su propia casa, continúe la corrección, haciendo más cercana a la realidad la evaluación formativa y con participación del alumnado.

Lógicamente, es imprescindible disponer de tareas de profundización o mejora para aquellos alumnos que acaban antes que otros, incluso si ya lo han revisado y mejorado. Para los excesivamente lentos, no se debe tener reparo en interrumpir la tarea aunque una minoría no haya finalizado. No deben ser los más lentos los que marquen el ritmo de la clase. Pero es bueno que esos alumnos puedan finalizar su tarea en casa, para lo que deben disponer de los medios adecuados, lo que implica apoyo familiar.
TAREAS DIGITALES O TAREAS EN PAPEL
Las tareas en formato digital, archivos de texto o de cualquier otro tipo, admiten con facilidad las correcciones, lo que las aleja de los formatos rígidos basados en el papel en los que se suelen introducir correcciones al margen, a veces poco contextualizadas y casi siempre introducidas con calzador. Entregamos la tarea a los alumnos, por ejemplo en formato de Word y en forma de cuestionario. Usamos para ello su correo electrónico y lo recogemos por el mismo medio una vez autoevaluado. Lo que permite que estas tareas se encuentren siempre disponibles y ordenadas, así como que puedan ser consultadas tanto por el profesorado como por el propio alumnado.