NOF-16. Normas de convivencia

TÍTULO V. NORMAS DE CONVIVENCIA.

Decreto 292/95, modificado por 81/2001, de 19 de marzo, ARTÍCULO 9, 38 y ss.  Decreto 106/2009, de 28 de julio, ARTÍCULO 6 h).  Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 15 “i” y “j”.

CAPÍTULO 1.- ASPECTOS GENERALES DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA.
Artículo 76.- FINALIDAD.
Artículo 77.- NORMAS DE CONVIVENCIA.
CAPÍTULO 2.- DEL HORARIO DE APERTURA Y CIERRE DE PUERTAS Y DE LA JORNADA ESCOLAR.
Artículo 78.- HORARIO DE  APERTURA Y CIERRE DE PUERTAS.
Artículo 79.- JORNADA ESCOLAR.
Artículo 80.- OTROS HORARIOS.
CAPÍTULO 3.- DEL ACCESO  Y SALIDA DEL CENTRO.
Artículo 81.- DEL ACCESO.
Artículo 82.- ACCESO PADRES Y MADRES DE ALUMNOS.
Artículo 83.- ACCESO DE PERSONAS AJENAS A LA COMUNIDAD EDUCATIVA.
Artículo 84.- SALIDA DEL CENTRO.
CAPÍTULO 4.- DE LA CIRCULACIÓN Y PERMANENCIA EN DETERMINADAS ZONAS.
Artículo 85.-  DE LAS AULAS, PASILLOS, PATIOS Y OTRAS ZONAS DE UTILIZACIÓN.
Artículo 86.- DEL CARNÉ DE ESTUDIANTE.
Artículo 87.- CONTROL DE ENTRADA, PERMANENCIA Y SALIDA DE LOS CLIENTES/MODELOS DE LOS MÓDULOS PRÁCTICOS DE LOS CFGM DE PELUQUERÍA Y ESTÉTICA.
CAPÍTULO 5.- DEL RECREO Y SU VIGILANCIA.
Artículo 88.- RECREOS DE LA ESO: LA ESTANCIA Y SU VIGILANCIA.
Artículo 89.- RECREOS DE BACHILLERATO, CICLOS FORMATIVOS Y PCPI.
CAPÍTULO 6.- DE LA ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD Y DEL ABSENTISMO ESCOLAR.
Artículo 90.- FALTA DE PUNTUALIDAD O RETRASO.
Artículo 91.- FALTAS JUSTIFICADA DE ASISTENCIA A CLASE.
Artículo 92.- REQUISITOS PARA la JUSTIFICACIÓN DE LAS FALTAS DE ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD.
Artículo 93.- DE LOS MOTIVOS PARA LA JUSTIFICACIÓN DE LAS FALTAS DE ASISTENCIA Y DE PUNTUALIDAD.
Artículo 94.- DEL NÚMERO MÁXIMO DE FALTAS DE ASISTENCIA Y APLICACIÓN DE LOS SISTEMAS ALTERNATIVOS O EXTRAORDINARIOS DE EVALUACIÓN.
Artículo 95.- ABANDONO DE UNA MATERIA.
Artículo 96.- DEL CONTROL DEL ABSENTISMO.
CAPÍTULO 7.- DE LA INDUMENTARIA PERSONAL.
Artículo 97.- DE VELOS, GORRAS Y ADORNOS CORPORALES.
CAPÍTULO 8.- DE LAS MOCHILAS, MALETINES, BOLSOS, CARPETAS Y OTROS OBJETOS SIMILARES.
Artículo 98.- DE LA COMPROBACIÓN DEL CONTENIDO DE LAS MOCHILAS, MALETINES, CARPETAS, BOLSOS Y OBJETOS SIMILARES.
CAPÍTULO 9.- SOBRE LAS MÁQUINAS FOTOGRÁFICAS Y VIDEOCÁMARAS, “VÍDEOS”, Y DEMÁS MEDIOS DE GRABACIÓN VISUAL O ACÚSTICA.
Artículo 99.- USO DEL NOMBRE O IMAGEN DEL ALUMNADO.
Artículo 100.- MÁQUINAS FOTOGRÁFICAS, VIDEOCÁMARAS Y DEMÁS VÍDEOS DE REPRODUCCIÓN Y GRABACIÓN VISUAL O ACÚSTIVA.
CAPÍTULO 10.- DE LAS ACTIVIDADES PROHIBIDAS.
Artículo 101.- DE LA PROHIBICIÓN DE FUMAR Y VENTA DE TABACO.
Artículo 102.- DE LA PROHIBICIÓN DE LA VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS.
Artículo 103.- DE LA PROHIBICIÓN DE DEPORTES QUE PRODUZCAN DAÑOS FÍSICOS.
CAPÍTULO 11.- DE LOS ESPACIOS DE las CLASES.
Artículo 104.- AULAS GENERALES DE GRUPO.
Artículo 105.- AULAS O ESPACIOS ESPECÍFICOS Y TALLERES.
Artículo 106.- CUIDADO DEL MATERIAL E INSTALACIONES DEL CENTRO.
CAPÍTULO 12.- DEL USO DE LAS INSTALACIONES, ESPACIOS, RECURSOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS DEL CENTRO.
Artículo 107.- NORMAS BÁSICAS  DE USO PARA EL SALÓN DE ACTOS.
Artículo 108.- EL AULA MEDUSA.
Artículo 109.- LA BIBLIOTECA.
Artículo 110.- ASEOS.
Artículo 111.- CAFETERÍA.
CAPÍTULO 13.- DEL CUIDADO DEL MATERIAL E INSTALACIONES DEL CENTRO.
Artículo 112.- DE LAS TAQUILLAS DE LAS AULAS DEL CENTRO.
Artículo 113.- DEL SERVICIO DE REPROGRAFÍA.
Artículo 114.- LA SECRETARÍA.
CAPÍTULO 14.- DE LA ENTRADA Y SALIDA Y ESTACIONAMIENTO DE VEHÍCULOS DE MOTOR.
Artículo 115.- ENTRADA, ESTACIONAMIENTO Y SALIDA DE VEHÍCULOS.
Artículo 116.- SUSPENSIÓN  TEMPORAL DEL USO DE APARCAMIENTO Y RESPONSABILIDADES.
CAPÍTULO 15.- DE LAS NORMAS QUE GARANTICEN LA EJECUCIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA CONTEMPLADO EN EL PROYECTO EDUCATIVO.
Artículo 117.- ASPECTOS GENERALES.
CAPÍTULO 16.- LAS CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.
Artículo 118.- CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.
Artículo 119.- CONDUCTAS CONTRARIAS DE CARÁCTER COLECTIVO.
Artículo 120.- CIRCUNSTANCIAS ATENUANTES Y AGRAVANTES.
Artículo 121.- ACTUACIONES FUERA DEL RECINTO ESCOLAR.
CAPÍTULO 17.- MEDIDAS CORRECTORAS ANTE LAS CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.
Artículo 122.- MEDIDAS CORRECTORAS.
Artículo 123.- DE LA SUSPENSIÓN DEL DERECHO DE ASISTENCIA A CLASE POR EL PROFESOR.
Artículo 124.- DE  LAS TAREAS QUE CONTRIBUYAN A LA MEJORA Y DESARROLLO DE LAS ACTIVIDADES DEL CENTRO.
CAPÍTULO 18.- EL PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO.
Artículo 125.- INICIO DEL PROCEDIMIENTO.
Artículo 126.- INSTRUCCIÓN Y PROPUESTA DE RESOLUCIÓN.
Artículo 127.- RESOLUCIÓN DEL PROCEDIMIENTO.
Artículo 128.- MEDIDAS CAUTELARES.
CAPÍTULO 19.- EL PROCEDIMIENTO CONCILIADO.
Artículo 129.- DEL PROCEDIMIENTO CONCILIADO DEL CENTRO.
CAPÍTULO 20.- EL PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN.
Artículo 130.- LA MEDIACIÓN ESCOLAR.
Artículo 131.- PROCESO DE MEDIACIÓN.


CAPÍTULO 1.- ASPECTOS GENERALES DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA.

 

Artículo 76.- FINALIDAD.

La finalidad de las normas de convivencia es mantener un clima social adecuado en el centro docente mediante el desarrollo del proceso de enseñanza que faciliten la educación del alumnado en los valores del respeto a los derechos humanos, que propicien el ejercicio de una cultura ciudadana democrática que permita la adquisición del compromiso de su defensa por parte de la comunidad educativa.

Artículo 77.- NORMAS DE CONVIVENCIA.

1. Las normas de convivencia son las pautas sociales reconocidas como necesarias por la comunidad educativa para mantener un clima de convivencia escolar adecuado. Indican las formas en que cada uno de sus miembros debe y pueden actuar para relacionarse de forma positiva velando por el respeto, la integración, aceptación y participación activa del alumnado, profesorado y familias.

2. Las normas de convivencia están basadas en el respeto entre las personas y la conciencia de la dignidad propia y la del otro. Se concretan en el ejercicio y respeto de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones de los componentes de la comunidad educativa.

3. Las normas de convivencia serán de obligado cumplimiento por todos los miembros  la comunidad educativa.

4. El centro docente concretará estas normas en el plan de convivencia, debiendo adecuarse a los contenidos del presente Decreto.

CAPÍTULO 2.- DEL HORARIO DE APERTURA Y CIERRE DE PUERTAS Y DE LA JORNADA ESCOLAR.

Artículo 78.- HORARIO DE  APERTURA Y CIERRE DE PUERTAS.

Apertura:

Mañana:

  • Puerta exterior: 07:45 horas
  • Puertas interiores: 07:55 horas

Tarde-noche:

  • Puertas exteriores e interiores: 15:55 horas.

Cierre:

  • Mañana: 14:05 horas
  • Noche: 23:05 horas

Artículo 79.- JORNADA ESCOLAR.

  • Turno de Mañana: de 8 a 14 horas.
  • Turno de Tarde: 16:00 a 22:00 horas
  • Turno de Noche: de 17:20 a 23:00 horas.

Artículo 80.- OTROS HORARIOS.

  • Horario de Secretaría: Para el alumnado se establecerán los recreos como horarios de atención por parte del personal de secretaría: Para el público en general de establece como horario de atención de 11:30 a 13:00 horas. Se podrá determinar distinto horario de atención al público en diferentes épocas del curso escolar atendiendo a las necesidades prioritarias del momento que determine la Dirección y/o la Secretaráía
  • Horario de Cafetería: de 09:00 a 13:00 horas y de 18.00- 21.30 horas.

CAPÍTULO 3.- DEL ACCESO  Y SALIDA DEL CENTRO.

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.i).

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.b).

Artículo 81.- DEL ACCESO.

1. El control de entrada y salida al centro de las familias de nuestros alumnos y alumnas corresponde a los Conserjes. Están autorizados/as a entrar en el centro los padres, madres o tutores legales en los días y horas que se les convoque a reuniones, entrevistas con el equipo directivo y/o profesorado, en reuniones de tutorías o entrega de notas.

2. También accederán al centro para acompañar a sus hijos en caso de que estos deban ausentarse de forma justificada.

3. Nunca podrán transitar por el centro personas ajenas a él si no están acompañadas por personal adscrito al instituto.

4. Cuando los padres, madres o tutores legales de nuestros alumnos o alumnas accedan al Centro para una entrevista con el tutor o tutora, con el profesorado o con algún miembro del equipo directivo, serán atendidos por el conserje, quien trasladará su solicitud al profesorado de guardia, encargado, a su vez, de avisar al profesor o profesora requerido, informándole de tal circunstancia a fin de que acuda a recibir a la persona interesada en los espacios establecidos al efecto.

5. Se podrá solicitar que se identifiquen, en caso de duda o desconocimiento de su identidad.

6. Si la solicitud de entrevista es con un cargo directivo, el conserje contactará con dicho cargo y seguirá las instrucciones que este le dé. En su caso los acompañará hasta su despacho.

7. En todos los casos los padres, madres o tutores legales deberán permanecer en los bancos próximos a la Conserjería hasta que reciban las correspondientes instrucciones.

Artículo 82.- DEL ACCESO DE PADRES Y MADRES DE ALUMNOS.

  1. El control de entrada y salida al centro de las familias de nuestros alumnos y alumnas corresponde a los Conserjes. Están autorizados/as a entrar en el centro los padres, madres o tutores legales en los días y horas que se les convoque a reuniones, entrevistas con el equipo directivo y/o  profesorado, en reuniones de  tutorías o entrega de notas.
  2. También accederán al centro para acompañar a sus hijos en caso de que estos deban ausentarse de forma justificada.
  3. Nunca podrán transitar por el centro personas ajenas a él si no están acompañadas por personal adscrito al instituto.
  4. Cuando los padres, madres o tutores legales de nuestros alumnos o alumnas accedan al Centro para una entrevista con el tutor o tutora, con el profesorado o con algún miembro del equipo directivo, serán atendidos por el conserje, quien trasladará su solicitud al profesorado de guardia, encargado, a su vez, de avisar al profesor o profesora requerido, informándole de tal circunstancia a fin de que acuda a recibir a la persona interesada en los espacios establecidos al efecto.
  5. Se podrá solicitar que se identifiquen, en caso de duda o desconocimiento de su identidad.
  6. Si la solicitud de entrevista es  con un cargo directivo, el conserje contactará con dicho cargo y seguirá las instrucciones que este le dé. En su caso los acompañará hasta su despacho.
  7. En todos los casos los padres, madres o tutores legales  deberán permanecer en los bancos próximos a la Conserjería hasta que reciban las correspondientes instrucciones.

Artículo 83.- DEL ACCESO DE PERSONAS AJENAS A LA COMUNIDAD EDUCATIVA.

  1. El control de entrada y salida de las personas ajenas al Centro corresponde a los conserjes.
  2. Las personas ajenas al centro sólo podrán acceder durante el horario de apertura al público de la secretaría y para gestiones administrativas.
  3. Nunca podrán transitar por el centro personas ajenas a él si no están acompañadas por personal adscrito al Instituto.
  4. Cuando accedan al Centro para una entrevista  con el profesorado o algún miembro del equipo directivo, serán recibidos por el Conserje, que trasladará su solicitud a quien corresponda, a la que le hará saber tal circunstancia, acudiendo ésta a recibir a la persona interesada o se les acompañará a los despachos o espacios establecidos para tal fin, según proceda.
  5. Se podrá solicitar que se identifique, en caso de duda o desconocimiento de su identidad. Si la solicitud de entrevista es  con un cargo directivo, el conserje contactará con dicho cargo y seguirá las instrucciones que este le dé.

Artículo 84.- DE LA SALIDA DEL CENTRO.

1. Todo alumno o alumna está obligado a permanecer en el Centro durante toda su jornada escolar, tanto en turno de mañana como en turno de tarde.
2.    
2.1.- Durante la jornada escolar están autorizados a salir del centro los alumnos mayores de edad:
A.- de Bachillerato durante los recreos o cuando no tengan clases por estar matriculados de materias sueltas mostrando el carnet específico y siempre   bajo la supervisión del profesorado de guardia.
B.- de Ciclos Formativos durante los recreos, cuando no tengan clases por estar matriculados de materias sueltas o tengan módulos convalidados o a últimas horas de la jornada escolar por ausencia de su profesor en módulos de 2 o más horas, mostrando el carnet específico y siempre bajo la supervisión del profesorado de guardia.
2.2.- Siempre que los padres o tutores  de los alumnos menores de edad pero mayores de 16 años hayan firmado ante un funcionario del Centro la autorización en la que aparece que conocen las NOF así como el horario lectivo de su hijo o tutelado, podrán salir del Centro aquellos alumnos:
A.-de Bachillerato durante los recreos o cuando no tengan clases por estar matriculados de materias sueltas mostrando el carnet específico y siempre bajo la supervisión del profesorado de guardia.
B.- de Ciclos Formativos durante los recreos, cuando no tengan clases por estar matriculados de materias sueltas o tengan módulos convalidados o a últimas horas de la jornada escolar por ausencia de su profesor en módulos de 2 o más horas, mostrando el carnet específico y siempre bajo la supervisión del profesorado de guardia.
C.- de los PCPI cuando no tengan clases por estar matriculados de materias sueltas o tengan módulos convalidados o a últimas horas de la jornada escolar por ausencia de su profesor en módulos de 2 o más horas, mostrando el carnet específico y siempre bajo la supervisión del profesorado de guardia.

3. A todos los que puedan ausentarse, y para agilizar el control de la puerta, se les facilitará un carnet de distinto color al resto del alumnado; en el reverso del mismo figurará la autorización debidamente diligenciada con sello del centro y firma. Este carnet siempre debe ser mostrado al profesorado de guardia para que este compruebe la autorización y permita la salida. En caso de no presentar esta documentación, deberá prohibirse la salida del Centro.

4. El control de salida del alumnado del Centro quedará a cargo de los profesores de guardia y del equipo directivo. Los conserjes se responsabilizarán del resto de los miembros de la comunidad educativa y de las personas ajenas al centro.

5. Para salir del Centro antes del final de la jornada lectiva, los alumnos y alumnas menores de edad (excepto en los supuestos recogidos en el punto 2) deberán estar acompañados por sus padres, madres o tutores legales,  cuyos datos figuran en la ficha de matrícula del alumnado. Dicha ficha se encuentra archivada en la secretaría del centro quedando una copia en conserjería. También podrán ser acompañados por las personas en la que los responsables del alumnado hayan delegado previamente, mediante la presentación de una autorización escrita en la que figuren nombre, apellidos y DNI de la persona que viene a recoger al alumno, acompañada de la fotocopia del DNI y firma del responsable del mismo. En caso de duda, el profesorado de guardia se pondrá en contacto telefónico con la familia llamando al número que figura en la ficha de matrícula.

6. La persona acompañante del alumno o alumna debe firmar el impreso destinado a tal efecto que se encuentra en conserjería, especificando el motivo por el que viene a recoger al alumno ante el profesor de guardia, quien será en última instancia el que autorice la salida. Estas autorizaciones serán archivadas hasta la finalización del curso académico.

7. En el caso del alumnado mayor de edad, será el propio alumno/a quien rellene y firme el impreso de autorización de salida, especificando el motivo de la misma, y siendo el profesorado de guardia quien dé el visto bueno.

8. Cuando el alumnado de Ciclos Formativos de Grado Superior salga del Centro para dirigirse a los otros espacios, el profesor del módulo que acaba de impartirles la clase será el encargado de hacer la gestión correspondiente, evitando que, en la entrada o salida, otros alumnos o personas no autorizadas puedan incorporarse o abandonar el Centro y asegurándose de que la puerta quede bien cerrada.

9. Las salidas del Centro sin autorización se considerarán conductas contrarias a la convivencia del centro y se comunicarán al tutor para que informe de forma inmediata a los padres, tutor o representante legal del menor.
10. Si ésta se produjera mediante escala de algún muro, reja, etc., se considerará falta gravemente perjudicial y conllevará la oportuna corrección.

CAPÍTULO 4- DE LA CIRCULACIÓN Y PERMANENCIA EN DETERMINADAS ZONAS.

Artículo 85.- DE LAS AULAS, PASILLOS, PATIOS Y OTRAS ZONAS DE UTILIZACIÓN POR EL ALUMNADO.

  1. Durante las horas de clase no se permitirá a los alumnos permanecer en los pasillos u otras zonas del Centro distintas a las aulas.
  2. Los alumnos deberán permanecer en sus clases con sus respectivos profesores (de materia, guardia, etc.)
  3. Los profesores dispondrán de una tarjeta que se dará a aquel alumno o alumna que tenga permiso para ir al servicio, a buscar tiza o para cualquier otra acción relacionada con el funcionamiento de las clases. Una vez regrese, devolverá la tarjeta al profesorado correspondiente
  4. La permanencia en la biblioteca, cafetería u otras dependencias dependerán de la disponibilidad del momento y lo establecido en las normas que regulan el uso de dichas instalaciones.
  5. En los cambios de hora cada alumno debe permanecer en su aula con el material adecuado para el comienzo de la clase que corresponde o esperando al profesor de la materia  si necesita trasladarse a un aula específica  quien, en todo caso, lo acompañará.
  6. Durante el periodo de recreo no se podrá permanecer en las aulas, que deberán estar vacías y cerradas, ni tampoco en los pasillos, a excepción hecha de la biblioteca, cafetería y de los pasillos correspondientes para acceder a los servicios. Los profesores de guardia con la ayuda de los conserjes verificarán que esta norma se cumpla.
  7. No obstante, en los días de fuerte inclemencia meteorológica, la Jefatura de Estudios podrá autorizar la permanencia de grupos en las aulas.
  8. Los pasillos son lugares de tránsito. Por tanto, para evitar molestias a las clases, no se debe permanecer en ellos ni bloquearlos; se deberá circular siempre por la derecha. En los cambios de clase, los alumnos deben permanecer esperando al profesor dentro del  aula, pero si, por indicación de éste, hubiera necesidad de desplazarse a otro espacio, el traslado se realizará en silencio y con corrección para no perturbar el trabajo de los demás y siempre acompañados por el profesor.
  9. Los alumnos saldrán al recreo por  el acceso de la puerta principal de entrada al Centro. Está prohibida la utilización de las salidas de incendio u otras puertas, excepto en caso de emergencia. Los alumnos permanecerán en la zona del patio habilitada, no pudiendo acceder a la zona de aparcamiento ni a los diferentes espacios comprendidos entre los edificios del Instituto. Tampoco pueden permanecer en las escaleras de incendio y jardines.
  10. Las pistas polideportivas podrán ser utilizadas por todos los alumnos durante el periodo de recreo.
  11. En todo momento se respetarán los árboles, alumbrado del centro y mobiliario del patio.

Artículo 86.- DEL CARNÉ DE ESTUDIANTE.

  1. En el momento de la matrícula se hace entrega al alumnado del “Carné de Estudiante del Centro”. Los alumnos deben llevar consigo el carné durante su estancia en el centro y su presentación será obligatoria para acceder al Instituto y siempre que un profesor o personal no docente se lo pida.
  2. En caso de pérdida, deberá comunicarse en la Secretaría del Instituto para la tramitación de uno nuevo. Los gastos de renovación del carné a partir de la 2ª pérdida, deberán ser sufragados por el alumno o sus padres.

Artículo 87.- DEL CONTROL DE ENTRADA, PERMANENCIA Y SALIDA DE LOS CLIENTES/MODELOS DE LOS MÓDULOS PRÁCTICOS DE LOS CFGM DE PELUQUERÍA Y ESTÉTICA.

Debido a la naturaleza de las enseñanzas impartidas en los ciclos formativos de peluquería y estética, se hace necesario establecer un protocolo de recepción de los clientes/modelos para la realización de los trabajos prácticos que realizarán los alumnos a lo largo del curso. En todos los módulos y en todos los casos se actuará siempre de la misma manera, tal y como se determina a continuación:

a)      Los clientes/modelos acudirán al Centro bajo cita previa. Si alguno no la tuviera será atendido por un/a alumno/a, siempre y cuandolo autorice el profesorado.

b)      Los clientes/modelos accederán siempre por la puerta principal y deberán dirirgirse a la conserjería para indicar el motivo de su visita; el conserje, a continuación, informará de la llegada de dichos clientes/modelos al profesorado encargado del taller; será el alumno/a responsable, autorizado por el profesorado y con la tarjeta correspondiente, quien vaya a recibirlos. Para que los conserjes estén informados, el jefe/a del Departamento de Imagen Personal, les hará llegar el horario con las horas que el Departamento puede atender a los clientes/modelos. Fuera de este horario no estará permitida la entrada al Centro de los clientes/modelos.

c)       Se procurará que los clientes/modelos sean mayores de 18 años. Excepcionalmente podrán tener menos de 18 pero más 16 años, siempre que no sea en horario escolar del turno de mañana de 8 a 14 horas. Los chicos y chicas de 16 ó 17 años deberán mostrar siempre la autorización del padre/madre/tutor al profesorado que imparte el módulo. El profesorado no permitirá la realización de las prácticas con dicho menor sin la debida autorización, archivando, en todo caso, el escrito que lo justifique.

d)       Una vez concluido el servicio en el taller, el alumno/a responsable acompañará al cliente/modelo a conserjería para que pueda abandonar el Centro. Nunca accederá a la consejería por la zona de aparcamientos.

e)      En el caso de que se produzca la “ausencia” del profesorado que imparta en el taller, el alumnado no podrá  permanecer en él y el profesorado de guardia le buscará una nueva ubicación. En ningún cas, en este supuesto, se acogerán clientes/modelos.

CAPÍTULO 5.- DEL RECREO Y SU VIGILANCIA.

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.i).

Artículo 88.- DE LOS RECREOS DE LA ESO: LA ESTANCIA Y SU VIGILANCIA.

  1. Entre las 10: 30 a 11:40, durante el tiempo de recreo del alumnado de la ESO (10:45 a 11:15), habrá en el Centro un número suficiente de profesores de guardia.
  2. Cada uno de ellos tendrá una zona y horario asignados, que quedarán reflejados en el cuadrante de guardias elaborado por la Jefatura de Estudios. Si falta alguno de los profesores, el resto se coordinará para cubrir la zona asignada al ausente.

ZONAS (CONSULTAR PLANO en los anexos de este documento) Y FUNCIONES en los artículos subsiguientes:


UBICACIÓN

FUNCIONES

ZONA 1

Escalera junto a conserjería y hall-cafetería.Escalera junto a biblioteca y hall-cafetería.

UN PROFESOR DE 10:35 A 11:20 (R3)

  • Asegurarse de que ningún alumno, sube las escaleras sin motivo justificado, para ello  contarán  con la colaboración de los conserjes.
  • Garantizar, con la colaboración de los conserjes, un clima de normalidad en la zona del hall-cafetería.
  • Asegurarse de que ningún alumno va por el pasillo con comida o bebida.
  • Controlar, con la colaboración del profesor de la Biblioteca del acceso y abandono de esta.

ZONA 2

Parte delantera del edificio principal hasta zona de Talleres y Jardines.

UN PROFESOR DE 10:45 A 11:30 (R4)

  • Garantizar un clima de normalidad en la zona correspondiente.

ZONA 3

Lateral de puerta de acceso de profesores. Puerta de Entrada y Salida. Jardines

UN PROFESOR DE 10:45 A 11:30 (R4)

  • Cuidar especialmente que el alumnado no se encuentra ni transita en las zonas de aparcamientos de vehículos.
  • Controlar la entrada y salida del centro del alumnado autorizado, con la presentación del carnet.

ZONA 4

Campo de fútbol.

Se asignará, preferentemente, al profesorado. de educación física

DOS PROFESORES UNO DE (R3) Y OTRO DE (R4)

  • Impedir que se acceda con comida o bebida al campo de fútbol.
  • Colaborar a garantizar un clima de normalidad en la zona correspondiente


ZONA 5

Zona de talleres (Tecnología, Fab. Mecánica, Peluquería y Estética) y aulas de Anexos.

UN PROFESOR de 10:45 a 11:40 (G)

  • Comprobar que en los edificios de los anexos todo está en orden.
  • Caso de que falte algún profesor, tomar las medidas oportunas (dar actividades al alumnado, indicarle que salga, poner la falta…)
  • Asegurarse de que ningún alumno transita por la zona de anexos de bachillerato.
  • Colaborar con el profesor de la zona 3.


HORARIO


FUNCIÓN

R3

10:30 a 11:15

10:35 a 10:45

Asegurarse de que las plantas quedan vacías

10:45 a 11:20

Zona de recreo

R4

10:45 a 11:30

10:45 a 11:15

Zona de recreo

11:15 a 11:30

Asegurarse de que el patio queda vacío y subir a plantas







  1. Se establecerá guardias que abarquen desde un cuarto de hora antes de la hora programada para el recreo hasta la finalización de este y otras que lo hagan desde el comienzo de este hasta un cuarto de hora después de la finalización de este. Este horario quedará reflejado en el cuadrante que confeccione la Jefatura de Estudios y el profesorado correspondiente será el encardo de colaborar en la salida al recreo del alumnado y de la entrada de estos después de aquel. La Distribución de tareas viene reflejada en el cuadro anexo.

Artículo 89.- DE LOS RECREOS DE BACHILLERATO, CICLOS FORMATIVOS Y PCPI.

Será el profesorado de guardia el que actuará coordinadamente para controlar al alumnado de bachillerato durante el periodo de recreo siguiendo las indicaciones de la Jefatura de estudios. Para estar durante el recreo en las aulas de bachillerato se requiere el permiso del profesorado de guardia, que será en ese momento el responsable del alumnado. Se procurará que durante el periodo de recreo de bachillerato la biblioteca disponga de profesorado responsable. En caso de que esto no sea posible, podrá organizarse la asistencia a ésta del alumnado de bachillerato, con un alumno o alumna responsable y una organización adecuada.

CAPÍTULO 6.- DE LA ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD Y DEL ABSENTISMO ESCOLAR.

Artículo 90.- DE LA FALTA DE PUNTUALIDAD O RETRASO.

1. Se considera falta de puntualidad cuando un alumno se incorpora a su clase después de la entrada del profesor, que se realizará una vez haya sonado el timbre que avisa del comienzo de la clase.

2. Los profesores amonestarán verbalmente a los alumnos que lleguen tarde. Si el profesor considera que el retraso no está justificado tomará nota y lo hará constar anotándolo en el SGD. Siempre se deberá permitir la entrada del alumno al aula.

3. Si un alumno acumula faltas de puntualidad, el tutor deberá ponerlo en conocimiento de los padres y tomar las medidas correctoras o sancionadoras oportunas.

Artículo 91.- DE LAS FALTAS JUSTIFICADA DE ASISTENCIA A CLASE.

  1. Se considera falta justificada aquella que esté tipificada como tal en estas Normas de Organización y Funcionamiento y que, a juicio del tutor o tutora, sea razonada convenientemente por los padres, madres o representantes legales de los alumnos, caso de ser éstos menores de edad, o por ellos mismos si son mayores. Será siempre el tutor o tutora del  grupo al que pertenece el alumno el que valorará las razones expuestas para considerar la falta como justificada o no.
  2. Los profesores tienen la obligación de anotar las faltas en la UP del SGD, comunicando al tutor de cada grupo la posibilidad de “apercibimientos  por reiteración de las faltas” o de “abandono de la materia” por parte de aquellos alumnos de su tutoría que se aproximen al porcentaje de faltas establecido. Esta comunicación se efectuará de manera que quede constancia de la misma y se asegurará, con la firma de los padres o de los alumnos, de que ha sido entregada.

Artículo 92.- DE LOS REQUISITOS PARA LA JUSTIFICACIÓN DE LAS FALTAS DE ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD.

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.e).

Decreto 292/1995, de 3 de octubre, modificado por Decreto 81/2001, de 19 de marzo, ARTÍCULO 41.3.

La justificación de las faltas de asistencia y puntualidad a clase o cualquier otra actividad organizada por el Centro, deberá hacerse siempre por escrito en plazo no superior a dos días lectivos desde la incorporación del alumnado al Centro y en el impreso correspondiente cuyo modelo  se encuentra en el sobre de Matrícula que se entrega a cada alumno a principio de curso, en la conserjería o descargándolo  en la página WEB del Centro.  En él se indicarán los motivos de la ausencia; deberá estar firmado por los padres o responsables legales del alumno si este fuese menor de edad.

Artículo 93.- DE LOS MOTIVOS PARA LA JUSTIFICACIÓN DE LAS FALTAS DE ASISTENCIA Y DE PUNTUALIDAD.

Se consideran faltas  justificadas para el alumnado, las siguientes:

a)      Fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad (tres días lectivos).

b)      Traslado de domicilio de sus padres, madres o tutores (un día en la mismas localidad, dos en distinta).

c)       Exámenes finales y demás pruebas definitivas ajenas al centro educativo (los días de celebración).

d)      Deber inexcusable de carácter público o personal (tiempo indispensable).

e)      Viaje familiar o personal de interés cultural (hasta cinco días en el curso escolar).

f)       Traslado familiar del padre o madre a otro país (hasta quince días en el curso escolar)

g)      Enfermedad (días de duración de la misma con acreditación médica a partir del  “tercer” día o cuando este hecho se haya producido en al menos 5 ocasiones en el mismo curso escolar y salvo que exista constancia de algún tipo de enfermedad crónica que requiera la falta de asistencia).

h)      Consulta médica (el día de su celebración).

i)        Otros motivos. (Se justificarán las faltas a aquellos alumnos que atendiendo a su edad puedan encontrarse en algunos de los supuestos previstos para los funcionarios en los art. 48 y 49 de la Ley 7/2007 de 12 de abril).

Artículo 94.- DEL NÚMERO MÁXIMO DE FALTAS DE ASISTENCIA Y APLICACIÓN DE LOS SISTEMAS ALTERNATIVOS O EXTRAORDINARIOS DE EVALUACIÓN.

  1. Las faltas a clase (justificadas o no) acumuladas a lo largo del curso de modo reiterado, pueden provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua.

Materia o Módulo de … h.

1

2

3

4

5

6

7

8

Total de Horas CURSO

35

70

105

140

175

210

245

280

1er AVISO (10%)

4

7

11

14

18

21

25

28

2º AVISO (20%)

7

14

22

28

36

42

49

56

3er AVISO (30%)

11

21

31

42

54

63

73

112

  1. Aparte de las correcciones disciplinarias que se adopten en el caso de las faltas injustificadas, se establece en la tabla anexa el número de faltas de asistencia a partir del cual se aplicará sistemas alternativos de evaluación
  2. En este supuesto, cada Departamento establecerá en consonancia con la normativa vigente los sistemas alternativos de evaluación adecuados para estos alumnos.
  3. Para los distintos apercibimientos se utilizará el programa Pincel y  podrán ser retirados por los tutores y tutoras de la Secretaría del centro cada semana.
  4. Además, las faltas injustificadas de puntualidad y las injustificadas de asistencia a clase tienen la consideración de faltas leves. Sin embargo, la reiteración de faltas injustificadas, cuando alcance el número fijado para el primer apercibimiento, es una falta grave. Este hecho podrá sancionarse con apercibimiento por escrito, en el que se incluirá un informe detallado del profesor de la materia y del tutor sobre dicha actitud. Este apercibimiento debe ser puesto en conocimiento de los padres de los alumnos o de éstos si son mayores de edad.
  5. Se garantizará, en todo caso, que quede constancia de todas las comunicaciones a las familias sobre las faltas injustificadas y la recepción por parte de éstas de los correspondientes apercibimientos.
  6. Los tutores/as de grupo darán cuenta de estas normas sobre control de asistencia, al alumnado, a sus padres o representantes legales, al comienzo del curso, al comienzo de cada trimestre y cuando lo considere necesario, reiterándoles de forma especial, la importancia de la asistencia y puntualidad a clase

Artículo 95.- DEL ABANDONO DE UNA MATERIA, MÓDULO O ÁMBITO.

  1. Se entiende por “abandono de una materia” a la situación que origina un alumno por su actitud negativa o poco participativa, que se comprueba fehacientemente con la carencia absoluta de interés por superar los objetivos de la mencionada materia,  del módulo o del ámbito.
  2. El abandono de una materia, módulo o ámbito no impide la asistencia a clase, pero imposibilita superar sus objetivos, imposibilitando la adquisición de las competencias básicas y dificultando la promoción de curso o la titulación.
  3. Con motivo de las evaluaciones, el tutor y los profesores harán constar el número de faltas de cualquier alumno, justificadas o no, en las informaciones dadas a sus padres.

Artículo 96.- DEL CONTROL DEL ABSENTISMO.

  1. Con el fin de prevenir y controlar el absentismo escolar, el profesorado introducirá diariamente las faltas o los retrasos de sus alumnos en la Unidad Personal del Sistema de Gestión Docente que tiene asignada, independientemente de cualquier otro tipo de seguimiento que se utilice.
  2. El tutor o tutora deberá, al menos semanalmente, hacer un seguimiento del absentismo del alumnado de su tutoría para garantizar, en lo posible, la escolaridad obligatoria. De ser necesario, también deberá informar de las situaciones de riesgo de menores escolarizados  a los servicios municipales.
  3. Como medida complementaria para evitar el absentismo escolar, el profesorado de primera hora de clase del grupo, entregará por escrito, colocándola en el casillero de la sala de tutoría indicado previamente, la relación de alumnos y alumnas que han faltado a dicha hora. El profesorado de guardia asignado al efecto, comunicará a 2ª y 3ª hora dicha falta a los padres, tutores o representantes legales del menor, mediante envío de mensaje de correo electrónico  o, siempre que sea posible, telefónicamente.
  4. Además, mensualmente, la dirección del centro enviará a los Servicios Sociales del  Ayuntamiento una copia de la relación de alumnado de educación secundaria obligatoria, menor de edad, que supere el 15% de las horas lectivas del mes de faltas injustificadas. Para ello, la Jefatura de Estudios, previo informe -se utilizará el SGD y cualquier otro medio que se considere - de la tutoría correspondiente, elaborará  mensualmente un estadillo según el modelo establecido en el Programa Pincel,  en el que se consignarán los alumnos absentistas, relacionando nombre y apellidos, domicilio, teléfono, edad, curso y grupo, el número de faltas no justificadas, el período en el que se han producido, las causas alegadas por los padres y, comunicadas por el tutor/a  y si fuese necesario, las razones que el tutor/a considere como causantes de la inasistencia.
  5. Sobre la incidencia del absentismo escolar en el Centro, se informará al Consejo Escolar, al menos trimestralment. Estos informes se incorporarán a la Memoria final de curso. Asimismo, se remitirá trimestralmente a la Inspección de Educación los datos del absentismo del Centro, por nivel, curso, grupo y materia, recopilados mes a mes durante dicho período de tiempo.

CAPÍTULO 7.- DE LA INDUMENTARIA PERSONAL

Artículo 97.- DE VELOS, GORRAS Y ADORNOS CORPORALES.

No está permitido cubrirse la cabeza con gorra u otra vestimenta que no posibilite la identificación de quien la porta. En casos excepcionales, y ante causas debidamente justificadas, la Jefatura de Estudios podrá autorizar el uso de estas prendas.

CAPÍTULO 8.- DE LAS MOCHILAS, MALETINES, BOLSOS, CARPETAS U OTROS OBJETOS SIMILARES.

Artículo 98.- DE LA COMPROBACIÓN DEL CONTENIDO DE LAS MOCHILAS, MALETINES, CARPETAS, BOLSOS Y OBJETOS SIMILARES.

En los supuestos de indicios de presunta comisión de una falta, como sustracción de bienes o materiales pertenecientes a  los miembros de la comunidad educativa o del centro, o la supuesta utilización de aparatos prohibidos  (teléfonos móviles, cámaras de foto, etc.) y que no hayan sido localizados, podrá revisarse el contenido de mochilas y/o bolsos, siempre con el alumno/a, con la autorización de éste y en lugar apartado del resto de los compañeros. En caso de que el alumno o alumna se niegue, se requerirá la presencia de sus padres.

CAPÍTULO 9.- SOBRE LAS MÁQUINAS FOTOGRÁFICAS Y VIDEOCÁMARAS, “VÍDEOS”, Y DEMÁS MEDIOS DE GRABACIÓN VISUAL O ACÚSTICA.

Artículo 99.- USO DEL NOMBRE O IMAGEN DEL ALUMNADO.

  1. Se permite el uso del nombre o la imagen del alumno en la divulgación de actividades escolares con arreglo a lo previsto en la normativa general de protección de datos, sólo cuando haya autorización expresa que conste en el expediente del alumno (requisito en el proceso de matrícula).
  2. El consejo escolar puede acordar su prohibición, si lo considera más adecuado.

Artículo 100.- MÁQUINAS Y DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS.

  1. Está totalmente prohibido para el alumnado el uso en el Centro de cualquier dispositivo electrónico que sirva para comunicar, transmitir o recibir información, grabar imágenes o audio, etc, tales como teléfonos móviles, MP3, MP4, miniconsolas, etc...
  2. Queda expresamente prohibido asistir a clase o a la realización de actividades extraescolares y complementarias del Centro con teléfonos móviles o cualquier otro aparato mecánico o electrónico cuyo funcionamiento pueda perturbar el adecuado ambiente para la realización de las mismas.
  3. Cuando de forma excepcional exista algún motivo que pudiera justificar su tenencia y/o su uso, se pedirá permiso a la Dirección mediante escrito razonado, quien podrá autorizarlo por sí mismo o, si lo considera conveniente, someterá la decisión a la Comisión de Convivencia del Centro Escolar.
  4. Cuando un alumno esté haciendo uso de un teléfono móvil u otro aparato electrónico en contra de lo establecido en estas normas, cualquier profesor/a, aunque no imparta clase al alumno, podrá indicarle que lo apague y retirárselo. Lo depositará en la Jefatura de Estudios cumplimentando el impreso correspondiente. Será devuelto personalmente al padre, madre, tutor legal o al alumno/a si este es mayor de edad. La reiteración de tal actitud podrá suponer la no devolución hasta el final del trimestre (segunda vez) o hasta final de curso (cuando el hecho, al menos, se haya producido, tres veces).
  5. Se considerará falta muy grave cualquier acto que, utilizando teléfono móvil, cámara de fotos u otro medio, atente contra el derecho a la intimidad y protección de datos de carácter personal.
  6. El Centro pone a disposición de las familias y del alumnado sus teléfonos para cualquier comunicación urgente que deba realizarse durante el período lectivo.

CAPÍTULO 10.- DE LAS ACTIVIDADES PROHIBIDAS.

Artículo 101.- DE LA PROHIBICIÓN DE FUMAR Y DE LA VENTA DE TABACO.

Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos de tabaco.

  1. La venta, distribución y consumo de tabaco está prohibida en todo el recinto escolar (incluidos patios  y canchas deportivas) para cualquier miembro de la Comunidad Educativa o persona que se encuentre en el Centro.
  2. También está totalmente prohibida la venta, distribución o consumo de cualquier otra droga. Contravenir esta prohibición se considerará falta gravemente perjudicial para la convivencia y acarreará la comunicación inmediata a la familia y la corrección o sanción que la Dirección estime oportuna.
  3. Si la Dirección del Centro considera los hechos especialmente graves, presentará la oportuna denuncia en la Comisaría de Policía.

Artículo 102.- DE LA PROHIBICIÓN DE LA VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS.

  1. La venta, distribución y consumo de bebidas alcohólicas está prohibida en el Instituto.
  2. Asimismo, está prohibido distribuir a los alumnos y alumnas carteles, invitaciones o cualquier tipo de publicidad en que se mencionen bebidas alcohólicas, sus marcas, empresas productoras o establecimientos en los que se realice el consumo. Contravenir esta prohibición se considerará falta gravemente perjudicial para la convivencia.

Artículo 103.- DE LA PROHIBICIÓN DE DETERMINADOS DEPORTES Y ACTIVIDADES.

Está prohibida la realización de deportes y actividades que por su violencia puedan producir graves daños  físicos.

CAPÍTULO 11.- DE LOS ESPACIOS DE LAS CLASES.

Artículo 104.- DE LAS AULAS GENERALES DE GRUPO.

  1. Este centro cuenta con aulas generales de grupo distribuidas en dos edificios: Un Edificio Principal  y   otro de Anexos. Es deber de todos el adecuado uso de las mismas, así como velar por su conservación y limpieza.
  2. Las aulas permanecerán cerradas durante los recreos  y cuando no haya clases en las mismas. Que esto se cumpla es responsabilidad del profesor que sale del aula. El profesorado de guardia deberá comprobarlo.
  3. Los alumnos podrán solicitar a su tutor o tutora su utilización fuera del horario lectivo del Centro, que junto con la Jefatura de Estudios tramitará dicha solicitud a la Dirección, quien será la que concederá o no el permiso. Del cuidado y limpieza de estas instalaciones y material se responsabilizarán los que soliciten su uso.

Artículo 105.- DE LAS AULAS O DE LOS ESPACIOS ESPECÍFICOS Y DE LOS TALLERES.

  1. Son aulas o espacios específicos y talleres los siguientes: las Aulas para Desdoble, un Aula Medusa con pizarra digital, dos Aulas de Informática, dos Aulas de Dibujo, un Taller de Tecnología, un Taller del PCP de Servicios Auxiliares de Fabricación Mecánica, Aulas de la Familia  Profesional de Imagen Personal (dos talleres y un Aula Teórica), cuatro Laboratorios  (dos de Biología y Geología, uno de Física y otro de  Química), un Aula para la impartición de los ámbitos de los PCP, un Aula de Idiomas (Inglés), Aulas de Audiovisuales, un Aula de Pedagogía terapéutica, un Gimnasio y las  Canchas Deportivas.
  2. Todos estos espacios están destinados a ser utilizados por el alumnado bajo la supervisión del profesor o los profesores de la materia o módulo profesional para cuya impartición es necesaria la utilización de estos espacios educativos especiales, por razón de la actividad educativa y curricular que en los mismos se desarrolla y/o por razón de los medios materiales (elementos de laboratorio, herramientas, aparatos, etc.) que allí son empleados.
  3. Cada uno de ellos tendrá un régimen específico de funcionamiento y utilización,  que se encontrará expuesto en lugar visible del aula o taller, estará establecido por el Departamento Didáctico al que se asigna el citado espacio y autorizado por la Dirección.

Artículo 106.- DEL CUIDADO DEL MATERIAL Y DE LAS INSTALACIONES DEL CENTRO.

  1. Las instalaciones y los materiales del Centro son para uso común de los que conviven en él. Su cuidado y conservación son responsabilidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  2. Todos los miembros de la comunidad educativa se preocuparán de mantener la limpieza y el orden en las dependencias del Centro. Los alumnos que tiren papeles u otros objetos al suelo o no cuiden las aulas, pasillos, patio y zonas ajardinadas circundantes serán corregidos o sancionados, después de analizar cada caso, colaborando con el servicio de limpieza en la forma y tiempo que se establezca.
  3. Mantendrán en todo momento la limpieza del aula y cuidarán del mobiliario. El Delegado  y subdelegado del grupo será el responsable de informar al profesor o al Tutor del grupo de los comportamientos inadecuados de sus compañeros y de los desperfectos o daños causados.
  4. En el aula o en los pasillos no se pueden consumir comidas, bebidas o golosinas.
  5. El grupo cuya aula quede anormalmente sucia al terminar la jornada será el responsable de su limpieza, incluso fuera del horario lectivo.
  6. Los alumnos que, individual o colectivamente, causen daños de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del Centro, o su material, quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste económico de su reparación y a asumir las posibles sanciones que el órgano competente pudiese imponer. En todo caso, los padres, madres o representantes legales de los alumnos serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.
  7. Los destrozos ocasionados de manera intencionada en el mobiliario e instalaciones se corregirán en primera instancia informando a la familia y exigiéndoles la cuantía del daño ocasionado, y posteriormente, emitiendo la sanción que el órgano competente estime oportuna. Si no se pudiese identificar al causante del destrozo y el grupo se negara a identificarlo, por el mecanismo que fuere, se imputará la responsabilidad del hecho a todo el grupo, debiendo pagar entre todos el importe de la reparación o sustitución. Esta misma norma es válida para los daños causados en los medios de transporte, en las instalaciones visitadas o en los medios utilizados con motivo de alguna actividad complementaria o extraescolar.
  8. Igualmente se actuará si los daños se realizan al material escolar de compañeros o personal del Centro.
  9. Todos los profesores tienen la obligación de velar por el mantenimiento de los bienes e instalaciones del Centro, por lo que se responsabilizarán de cerrar aulas cuando estas se queden sin alumnos, poner bajo custodia libros y demás material, o cualquier otra actuación que sea precisa.
  10. En ningún caso dejarán salir al alumnado de las aulas antes del toque del timbre que indique la finalización de la misma.

CAPÍTULO 12.- DEL USO DE LAS INSTALACIONES, ESPACIOS, RECURSOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS DEL CENTRO.

Artículo 107.- DE LAS NORMAS BÁSICAS  DE USO PARA EL SALÓN DE ACTOS.

  1. Para el uso el salón de actos se establecerá un horario semanal en el tablón de anuncios de Vicedirección, junto al despacho.
  2. Para atender las peticiones en tiempo y forma se deberán dirigir a la Vicedirección, con una antelación suficiente establecida por la Vicedirección.
  3. El salón de actos se usa preferentemente para actividades propias del mismo y en casos excepcionales para la celebración de la PAU.
  4. Cuando se vaya a usar el salón de actos se solicitará la llave y  el mando del cañón en conserjería. Si se necesitara utilizar los aparatos de sonido o DVD se pedirán en Vicedirección. En ningún caso los aparatos electrónicos pueden ser manipulados por los alumnos y ante cualquier dificultad se pedirá ayuda en Vicedirección.
  5. Los alumnos antes de sentarse en las butacas, dejará sus mochilas en los pasillos laterales del salón de actos.
  6. Siguiendo las normas internas de convivencia, no se puede usar el móvil, comer o beber en el salón de actos.
  7. El profesorado responsable de la actividad  debe velar por el cuidado del material del salón de actos y una vez finalizada ésta devolverán las llaves, mandos y  cualquier otro aparato en la conserjería o en Vicedirección

Artículo 108.- DEL AULA MEDUSA.

Como para el resto de las aulas específicas, para esta aula se establecerán una serie de normas que se expondrán en el interior  del aula y que deberán ser previamente conocidas por todos los usuarios. Estas normas contendrán al menos los siguientes epígrafes:

a)      Estrategias de trabajo.

b)      Cómo suministrar información al alumnado.

c)       Dónde ubicar al alumnado.

d)      Cómo se debe finalizar la clase.

e)      Cómo atender la diversidad de alumnado en el aula.

f)       Lo que no se debe hacer en el Aula Medusa.

g)      Cómo actuar en caso de desperfectos intencionados.

h)      Cómo actuar si se observan averías.

i)       Aspectos a observar en los equipos informáticos al llegar y al salir del aula.  Implicación del alumnado.

j)       Se podrá negar la autorización de uso de estos materiales al alumnado que de forma intencionada pueda producir desperfectos en el material de esta aula, teniendo que hacer actividades  alternativas propuestas por el profesorado correspondiente.

Artículo 109.- DE LA BIBLIOTECA.

  1. La biblioteca está configurada tanto por la dependencia física de la sala de lectura, como por el fondo bibliográfico y demás material publicado (revistas que llegan al Centro, periódicos, etc.) y puestos a disposición de la comunidad educativa para su consulta.
  2. El horario de apertura de la biblioteca se fijará en función de la posibilidad de asignación de horas al profesorado, aunque se procurará cubrir las franjas horarias de los periodos de recreo del alumnado. El alumnado del Centro tendrá prioridad para el acceso a la sala de lectura y solicitud de préstamos de libros, sin perjuicio de que también tenga este derecho cualquier otro miembro de la comunidad educativa, previa autorización de la  Dirección del Centro.
  3. En cuanto a la regulación de los préstamos, éstos podrán ser de sala o exterior. La duración del préstamo exterior será de un máximo de cinco días lectivos para los alumnos y de quince días lectivos para los profesores.  La renovación del préstamo, en cada caso, será de tres y siete días respectivamente. El responsable de la Biblioteca, en coordinación con la Vicedirección, establecerá las normas concretas de régimen de préstamo, establecimiento de fichas, identificación de los prestatarios, etc., respetando, en cualquier caso, que no podrán prestarse libros de los que no existan tres o más ejemplares en fondo. Tampoco se realizará el préstamo exterior de las publicaciones periódicas. Al no disponer de espacio para crear una hemeroteca, las publicaciones diarias se guardarán quince días y después se destruirán o se entregarán a la entidad o persona que lo solicite para su reciclado.
  4. Será considerada falta leve no entregar puntualmente los préstamos, puesto que deterioran la buena marcha de este servicio. La reiteración del mal uso de la biblioteca podrá traer consigo la penalización con la imposibilidad de recibir préstamos durante determinados días.
  5. Uso de los ordenadores de la biblioteca: los alumnos deberán informar al profesorado encargado de la biblioteca, del uso que va a hacer del ordenador para que éste dé su permiso.

Artículo 110.- DE LOS ASEOS

Se debe hacer un uso adecuado de los aseos. El deterioro intencionado de ellos implicará el cierre de los mismos, y se considerará falta para los responsables. Sólo se podrá ir durante el recreo y en caso urgente y excepcional y siempre previa petición de permiso al profesorado, quien le entregaría un carné específico si lo autorizara. Nunca en los cambios de hora.

Artículo 111.-  DE LA CAFETERÍA.

  1. Los alumnos sólo podrán hacer uso del servicio de cafetería durante el recreo. Los alumnos no podrán adquirir productos de la cafetería durante el desarrollo de las clases.
  2. Los alumnos no pueden permanecer en la cafetería, bajo ningún concepto, durante los periodos lectivos ni durante los cambios de clase, excepto los alumnos de bachillerato matriculados en asignaturas sueltas.
  3. Los juegos de suerte, envite y azar, están prohibidos en la cafetería, y en todo el Centro,
  4. El responsable de cafetería está obligado a comunicar a Dirección cualquier consumo de bebidas alcohólicas o tabaco, así como cualquier incidencia que ocurra en la misma.
  5. Si por alguna circunstancia especial (mareos, desfallecimiento, etc.), un alumno tiene que utilizar la cafetería,  lo comunicará previamente a algún miembro del equipo directivo o al profesor de guardia para que éste le acompañe.

CAPÍTULO 13.- DEL CUIDADO DEL MATERIAL E INSTALACIONES DEL CENTRO.

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.b). *Habrá que tener en cuenta el nuevo Decreto.

Artículo 112.- DE LAS TAQUILLAS DE LAS AULAS DEL CENTRO.

  1. Todas las aulas generales de los grupos de secundaria obligatoria del Centro se encuentran equipadas con taquillas para uso exclusivamente escolar del alumnado.
  2. La Secretaría del Centro establecerá las normas de utilización de dichas taquillas que, tras su aprobación por el Consejo Escolar, comenzarán a aplicarse para el Curso escolar correspondiente, prorrogándose su vigencia indefinidamente o hasta producirse cambios que hiciera necesaria  redacción y aprobación del nuevo texto.
  3. El documento que recoge dichas normas se custodiará en la Secretaría del Centro.
  4. A principio de curso escolar se informará al profesorado, al alumnado y a sus padres, madres, tutores o representantes legales y al resto de la Comunidad Educativa implicada, sobre el procedimiento para su correcto uso.
  5. En todo caso, para la entrega de la llave de la taquilla el alumnado, o sus padres si son menores de edad, se comprometerán por escrito al cumplimiento de las normas de uso. En ningún caso  el Centro será responsable del material u objetos personales guardados en las taquillas. El alumno o alumna se compromete a su correcto uso y mantenimiento.

Artículo 113.- DEL SERVICIO DE REPROGRAFÍA.

Vide ley 22/1987, de 11 de noviembre.

  1. Los criterios de uso de los medios de reprografía serán fijados por la Dirección del Centro anualmente, oído el claustro. Los materiales didácticos destinados a fotocopia sean entregados en conserjería con una antelación mínima de 24 horas.
  2. Los alumnos que deseen realizar fotocopias utilizando los medios de que disponga el centro lo harán abonando el importe previamente fijado.Sólo podrán realizar fotocopias en el periodo de recreo.
  3. El servicio de reprografía entiende que el solicitante de fotocopias cuenta con la debida autorización para reproducir obras originales.
  4. No se harán fotocopias en las horas de entrada y salida de alumnos (de 7:55h 8:15h y de 13:50 a 14:05h), así como, en los cambios de horas y en los recreos (de 10:45h a 11:20h y de 11:40h a 12:15h).
  5. Los profesores encargarán sus fotocopias de material didáctico o de documentos de departamento con 24 horas  de antelación. Las fotocopias de exámenes tienen prioridad sobre las restantes, y también se deben encargar con antelación suficiente, en todo caso, se respetarán las horas de entrada y salida de alumnos, así como, los cambios de hora y recreos del párrafo anterior.
  6. Los profesores no dejarán fotocopias en la conserjería para ser recogidas por los alumnos.
  7. La realización de fotocopias particulares, solicitadas por alumnos, profesores o personal de administración y servicios, abonando su importe, se harán supeditadas al tiempo disponible, priorizando las necesidades del Centro.
  8. Siempre que sea posible, el alumnado realizará sus fotocopias en la fotocopiadora de monedero.

10. El precio de cada fotocopia será establecido por el Consejo Escolar,  previo informe de la Comisión Económica.

Artículo 114.- LA SECRETARÍA.

  1. La Secretaría constituye el lugar del centro en el cual se desarrolla, fundamentalmente, la gestión administrativa y toda la actividad que lleva consigo.
  2. La comunidad educativa tiene permanente acceso a los servicios que puede prestar la Secretaría (matrículas, expedición de certificaciones, consultas, etc.) siempre que lo permitan las circunstancias del momento concreto y el volumen de trabajo que en ella se esté llevando.
  3. En cualquier caso, el horario al público de Secretaría será el especificado en la programación general anual.

CAPÍTULO 14.- DE LA ENTRADA Y SALIDA Y ESTACIONAMIENTO DE VEHÍCULOS DE MOTOR.

Artículo 115.- ENTRADA, ESTACIONAMIENTO Y SALIDA DE VEHÍCULOS.

  1. En el recinto escolar sólo podrán entrar y estacionar los vehículos autorizados.
  2. Los profesores y el personal de administración y servicios podrá estacionar sus vehículos en los aparcamientos señalados al efecto.
  3. En el momento de la entrada y salida del centro se deberá esperar a que la puerta se cierre, con el fin de evitar la salida o entrada de alumnos por la puerta del garaje.
  4. Los alumnos que cursan el BSP podrán entrar y estacionar sus vehículos a partir de la finalización del recreo del turno de tarde y hasta la finalización del turno de noche. Lo podrán hacer en los lugares establecidos al efecto y deben comunicar a la Conserjería la matrícula de su vehículo. Se podrá estacionar motos en los lugares habilitados para ello.
  5. Los alumnos podrán aparcar las bicicletas en la zona debidamente señalada.
  6. Ningún vehículo podrá entrar o salir durante los minutos de entrada o salida general de los alumnos y cuando coincida el acceso o salida en la misma puerta.

Artículo 116.- SUSPENSIÓN  TEMPORAL DEL USO DE APARCAMIENTO Y RESPONSABILIDADES.

  1. La Dirección del centro podrá suspender temporalmente la autorización para estacionar en el recinto escolar a quien incumpla lo reglamentado después de dar audiencia al interesado y examinar sus alegaciones.
  2. El centro no responderá por los objetos dejados en el interior del vehículo ni por los desperfectos que el  propietario pueda alegar, aunque sí  ordenará las actuaciones que procedan para las averiguaciones y la determinación de los causantes de los daños ocasionados en su caso, cuando dolosamente o por negligencia  se produjeren, a fin de reparar dichos daños.

CAPÍTULO 15.- DE LAS NORMAS QUE GARANTICEN LA EJECUCIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA CONTEMPLADO EN EL PROYECTO EDUCATIVO.

LOE, ARTÍCULO 124.

Decreto 81/2010, de 8 de julio, ARTÍCULO 41.2.h)

Artículo 117.- ASPECTOS GENERALES.

1. Los alumnos no podrán ser sancionados por comportamientos que no sean tipificados como faltas en el Decreto 292/1995 de Derechos y Deberes del alumnado modificado por el 81/2001 y en las presentes Normas de Organización y Funcionamiento, y para las que se tendrá en cuenta las siguientes pautas:

a) Los incumplimientos de las normas de convivencia habrán de ser valorados considerando la situación y las condiciones personales del alumno.

b) Los miembros de la comunidad educativa, y en particular el profesorado, pondrán especial cuidado en la prevención de actuaciones contrarias a las normas de convivencia, desterrando los comportamientos insolidarios, agresivos y antisociales, mediante el contacto y la cooperación constante y directa con los alumnos afectados mayores de edad, así como con los padres o representantes legales de los menores.

c) Las sanciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador sin que se menoscaben los derechos del alumnado. Además, procurarán la mejora en las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.

2. En todo caso, en la sanción por los incumplimientos deberá tenerse en cuenta que:

a) Ningún alumno podrá ser privado del ejercicio de su derecho a la educación, ni, en el caso de la educación obligatoria, de su derecho a la escolaridad.

b) No podrán imponerse sanciones contrarias a la integridad física y a la dignidad personal del alumnado.

c) La imposición de las sanciones previstas respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno y deberá contribuir a la mejora de su proceso educativo.

d) Los órganos competentes para la instrucción del expediente o para la imposición de sanciones, deberán tener en cuenta la edad del alumno, tanto en el momento de decidir su incoación o sobreseimiento, como a efectos de graduar la aplicación de la sanción cuando proceda.

e) Se tendrán en cuenta las circunstancias personales, familiares o sociales del alumno antes de resolver el procedimiento sancionador. A estos efectos se podrán solicitar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias, y recomendar, en su caso, a los padres o a los representantes legales del alumno o a las instancias públicas competentes la adopción de las medidas necesarias.

CAPÍTULO 16.- LAS CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

Artículo 118.- CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

1. Las conductas del alumnado, contrarias a las normas de convivencia y que no alcancen la consideración de las faltas leves serán sancionadas por los profesores correspondientes, mediante los métodos oportunos, que deberán ser educativos y no privativos o lesivos de los derechos del estudiante.

2. Además de estas tiene la consideración de:

A) FALTAS LEVES

Aquellas conductas contrarias a la convivencia en el centro con un alcance o trascendencia poco significativa para que sea considerada grave o muy grave y que se manifiestan, entre otras, en comportamientos como:

a) Las faltas injustificadas de puntualidad, sobre todo si se producen en los cambios de clases o a la entrada de los recreos.

b) La falta injustificada de asistencia a clase: Se considerarán faltas injustificadas a clase las que no sean excusadas de forma escrita por el alumno mayor de edad, o sus padres o representantes legales en caso de ser menor de edad.

c) La actitud pasiva del alumno en relación a su participación en las actividades orientadas al desarrollo de los planes de estudio, así como a las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje entre las que se incluye Desobedecer las instrucciones de un profesor, tanto en la realización de tareas escolares como en el lugar que ocupa el alumno en el aula, al que tiene que dirigirse, etc.

d) La falta de respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros Alterando  el ambiente de estudio con gritos, cánticos, palmas, carreras, alboroto, empujones, sobre todo en los pasillos y aulas durante los cambios de clase; golpear puertas, paredes o mesas.

e) Causar por uso indebido daños no graves en los locales, material o documentos del centro o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa. Deteriorar cualquiera de los materiales del aula, especialmente mesas, sillas y paredes. Y las condiciones higiénicas del centro tirando papeles y/o basura; o haciendo mal uso de los aseos.

f) Los actos de indisciplina, las injurias u ofensas no graves y los actos de agresión física que no tengan carácter de graves.

Realizar gestos o expresiones despectivos, o mostrar actitudes dilatorias, ante las instrucciones dadas por un profesor. Entrar o salir de las clases sin permiso del profesor.

g) Cualquier acto injustificado que altere levemente el normal desarrollo de las actividades del centro, entre ellos:

  1. Llevar gorra o capucha, en el interior del edificio.
  2. Hacer gestos o dirigirse, desde el pasillo o desde el patio, a un alumno que está en clase con un profesor.
  3. Entrar en el aula que no corresponda, incluso si se hiciera en el cambio de clase.
  4. Jugar con balones y otros objetos en el interior del edificio.
  5. Entrar o salir del recinto escolar por lugares distintos a las puertas, deambular por el patio en hora de clase, ir a los aseos en hora de clase sin autorización y/o quedarse en los mismos con la idea de llegar tarde, subirse a las verjas, subirse a las porterías.
  6. Establecer contacto y conversar con personas ajenas al Centro que hayan entrado en él de modo clandestino, o a través de la valla con personas que estén fuera del recinto. Durante los recreos los alumnos no pueden acercarse a menos de dos metros de las vallas que delimitan el recinto escolar, ni permanecer en las zonas de aparcamientos de vehículos.
  7. Incitar, planear u ocultar la entrada clandestina de personas ajenas al Centro.
  8. Entrar al instituto en horario distinto al de su apertura sin una justificación adecuada.
  9. Comer o beber en los pasillos o en las aulas. Excepcionalmente, los profesores bajo su criterio podrán permitir beber agua a los alumnos que lo soliciten.
  10. Grabar con los móviles o con cualquier otro aparato grabador a otros miembros de la comunidad educativa.
  11. Utilizar teléfonos móviles, videojuegos, aparatos de audio o similares, en el periodo lectivo (incluidos los cambios de clase). Si un alumno hace uso de estos aparatos en el aula o en el pasillo durante el cambio de clase, se le retendrá el móvil u objeto en cuestión, con todas sus piezas, hasta que sus padres o representantes legales viniesen al centro a recogerlo, en el plazo de 48 horas. Si el alumno reincidiera se podría aumentar el periodo de retirada

B) FALTAS GRAVES:

Se consideran faltas graves, las conductas siguientes:

a) Las faltas injustificadas reiteradas de asistencia a clase, cuando alcancen el número fijado por el Consejo Escolar para el primer apercibimiento.

b) La reiterada y continuada falta de respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.

c) Causar por uso indebido daños graves en los locales, material o documentos del centro o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la sustracción de las mismas.

d) Los actos de indisciplina y las injurias u ofensas graves a los miembros de la comunidad educativa.

e) La agresión física grave contra los demás miembros de la comunidad educativa.

f) Los actos injustificados que alteren gravemente el normal desarrollo de las actividades del centro.

g) La comisión de tres faltas leves en un mismo curso académico, excepto las contempladas en lo relativo a las faltas de puntualidad y asistencia.

C) FALTAS MUY GRAVES:

a) Los actos de indisciplina y las injurias y ofensas muy graves contra los miembros de la comunidad educativa.

b) La agresión física muy grave contra los demás miembros de la comunidad educativa.

c) La incitación a actuaciones muy perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro.

d) La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.

e) El deterioro causado intencionadamente de las dependencias del centro, del material pedagógico y de los recursos didácticos del mismo o de los objetos y pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.

f) Las faltas tipificadas como graves si concurren circunstancias de colectividad y/o publicidad intencionada.

g) La comisión de tres faltas graves durante el mismo curso académico.

Artículo 119.- CONDUCTAS CONTRARIAS DE CARÁCTER COLECTIVO.

  1. Cuando se haya realizado una conducta contraria a las normas de convivencia, y no se pueda determinar quién es el culpable, se podrá aplicar una medida correctora de carácter colectivo bajo las siguientes condiciones:
  2. Se habrá de tener la certeza de que la conducta se ha cometido en el seno de dicho grupo. Los alumnos ausentes en ese periodo lectivo deberán presentar una justificación apropiada para eludir su responsabilidad. El profesor o el Equipo Directivo siempre darán la oportunidad al culpable para que confiese su autoría, advirtiendo claramente de las consecuencias que se pueden derivar para el grupo en caso de que esto no ocurra.
  3. La medida a aplicar no podrá suponer la pérdida del derecho de asistencia al centro para el colectivo de alumnos. Sí que se podrá imponer cualquier otra medida de entre las contempladas en el Plan de Convivencia del Centro; en caso de ausencia sólo se podrá justificar con parte médico o por otro motivo relevante que acepte el Equipo Directivo.
  4. Si la conducta contraria a las normas de convivencia hubiera provocado el deterioro, la destrucción o sustracción de algún bien (autorizado) de los miembros de la comunidad educativa, el grupo de alumnos deberá hacer frente, de modo solidario, al coste de la reposición de dicho bien.

Artículo 120.- CIRCUNSTANCIAS ATENUANTES Y AGRAVANTES.

A efectos de la gradación de las sanciones que puedan imponerse se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

1. Serán consideradas circunstancias atenuantes:

a) El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.

b) La petición pública de excusas, estimadas como suficientes por los afectados, que, en ningún caso, podrá suponer un acto de humillación o vejatorio hacia él o los alumnos implicados.

c) La falta de intencionalidad.

2. Serán consideradas circunstancias agravantes:

a) La premeditación y reiteración.

b) La incitación o estímulo a la actuación irregular colectiva.

c) Alentar al daño, injuria u ofensa a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al centro.

d) Cualquier acto que atente contra la discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, capacidad económica, convicciones políticas, morales, religiosas, así como discapacidades físicas o psíquicas o cualquier otra de tipo personal o social.

e) El incumplimiento de una sanción previamente impuesta por la comisión de una falta grave o muy grave.

f) La concurrencia de la circunstancia de violencia en los actos infractores.

g) La concurrencia de la circunstancia de personal docente en los agredidos física o verbalmente

Artículo 121.- ACTUACIONES FUERA DEL RECINTO ESCOLAR.

  1. Podrán corregirse los actos contrarios a las normas de convivencia en el centro realizados por los alumnos tanto en el recinto escolar como durante la realización de actividades complementarias y extraescolares.
  2. Igualmente, podrán sancionarse las actuaciones del alumnado que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o repercutan en la vida escolar y afecten a sus compañeros o a otros miembros de la comunidad educativa.

CAPÍTULO 17.- MEDIDAS CORRECTORAS ANTE LAS CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

Artículo 122.- MEDIDAS CORRECTORAS.

a) ANTE LA COMISIÓN DE FALTAS LEVES.

  1. Las conductas leves serán corregidas por el profesorado del centro, y particularmente por el que imparte docencia directa al alumno o a la alumna, quien debe gestionar la clase y resolver la mayoría de casos, procurando agotar todas las herramientas a su alcance, sin intervención de otras instancias con una o varias de las siguientes medidas:
    1. Reflexión en lugar apartado dentro del aula sobre la conducta inadecuada concreta y sus consecuencias.
    2. Reconocimiento, ante las personas que hayan podido resultar perjudicadas, de la inadecuación de la conducta.
    3. Realización de actividades de aprendizaje e interiorización de pautas de conducta correctas.
    4. Realización de alguna tarea relacionada con el tipo de conducta inadecuada.
    5. Apercibimiento escrito con orientaciones para la superación del conflicto.
    6. Apercibimiento, en el caso de alumnos y alumnas menores de edad, en presencia de los padres, madres o representantes legales.
  2. Las dos últimas medidas señaladas en el apartado anterior serán específicamente aplicadas por el tutor o la tutora del grupo del alumnado que hubiese realizado la conducta.

b) ANTE CONDUCTAS CONTRARIAS A LA CONVIVENCIA (FALTAS GRAVES) EN EL CENTRO DOCENTE.

1. La corrección de las conductas contrarias a la convivencia serán competencia en primer lugar del tutor o tutora, quien  contará con el parecer del equipo educativo cuando lo considere necesario, o a solicitud de uno de sus componentes. Sólo cuando la intervención del tutor con la cooperación del equipo educativo no haya logrado corregir la conducta del alumno o alumna y reparar el daño causado, después de aplicar las medidas previstas en este ARTÍCULO en el punto 2,  la gestión del conflicto se trasladará director o directora, o en su caso, a la comisión de convivencia.

2.- Para la corrección de las conductas contrarias a la convivencia se aplicarán alguna de las siguientes medidas:

a) Comparecencia ante el equipo educativo para la reflexión sobre la conducta contraria a la convivencia concreta, sobre sus consecuencias y orientaciones para su reconducción.

b) Realización de trabajos educativos, de tareas que contribuyan a la reparación de los daños materiales causados o, si procede, a la mejora y desarrollo de las actividades del centro docente siempre que dichas tareas tengan relación con la conducta contraria a la convivencia.

c) Ofrecimiento de una mediación con la otra parte del conflicto. Cuando se acepta la mediación, la aplicación de cualquier medida se paraliza hasta la finalización del proceso de mediación, que incluye el cumplimiento del acuerdo alcanzado y dar por finalizada la gestión del conflicto.

d) Suspensión del derecho de asistir a las clases de una o varias materias hasta la celebración de una entrevista con los padres, madres o representantes legales en el caso de alumnos y alumnas menores de edad, sin que la medida pueda exceder de tres días.

e) Suspensión del derecho a participar en actividades extraescolares por un período que no podrá sobrepasar el final del trimestre académico en que haya tenido lugar la conducta corregida o, en caso de haber tenido lugar en el último mes del trimestre académico, el final del trimestre inmediatamente siguiente.

f) Suspensión del derecho a participar en las actividades complementarias que hayan de tener lugar fuera del centro docente por un período que no podrá sobrepasar el final del trimestre académico en que haya tenido lugar la conducta corregida o, en caso de haber tenido lugar en el último mes del trimestre académico, el final del trimestre inmediatamente siguiente, siempre que durante el horario escolar la alumna o alumno sea atendido dentro del centro docente.

g) Suspensión del derecho a utilizar la biblioteca, el laboratorio o cualquier dependencia del centro donde se realice una actividad docente por un período que no podrá sobrepasar el final del trimestre académico en que haya tenido lugar la conducta a corregir o, en caso de haber tenido lugar en el último mes del trimestre académico, el final del trimestre inmediatamente siguiente, cuando la conducta contraria a la convivencia haya tenido lugar con ocasión de la utilización de los mencionados servicios.

3.- Las tres primeras medidas señaladas en el apartado anterior serán específicamente aplicadas por el tutor o la tutora del grupo del alumnado que hubiese realizado la conducta.

4.- La suspensión de cualquier derecho de asistencia o participación conlleva el tratamiento educativo y la custodia del alumno garantizada dentro del centro, a través de las estrategias establecidas en el plan de convivencia para la aplicación adecuada de estas medidas.

5.- El Director/a podrá aplicar, además de las medidas que se enumeran  en el punto 2 de este ARTÍCULO,  las siguientes medidas:

a) Suspensión del derecho de asistencia a las clases de una o varias áreas o materias por un período de hasta cinco días lectivos, sin pérdida de la evaluación continua siempre que se realicen determinados deberes o trabajos bajo el control de las profesoras o profesores designados a ese efecto por el centro

b) Suspensión del derecho de asistencia al centro docente por un período de hasta cinco días lectivos sin pérdida de la evaluación continua, siempre que se realicen determinados deberes o trabajos bajo el control de las profesoras o profesores designados a ese efecto por el centro.

c) Derivación a un programa establecido en el plan de convivencia para la atención y tratamiento del alumnado que presente trastornos graves de conducta.

d) Citación de la familia para afrontar conjuntamente el conflicto y, en su caso, solicitar la intervención  de otros recursos externos como salud mental, servicios sociales, etc.

c) ANTE CONDUCTAS QUE PERJUDICAN GRAVEMENTE LA CONVIVENCIA EN EL CENTRO DOCENTE. (FALTAS MUY GRAVES)

1. Las conductas que perjudican gravemente la convivencia en el centro docente, serán corregidas por el director o directora para lo que podrá contar con  la asistencia de la Comisión de Convivencia o de los equipos de mediación, con la aplicación de una o varias medidas de las recogidas en el ARTÍCULO anterior y, además, aplicando como resolución de un expediente disciplinario cualquiera de las siguientes:

a) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares, o en las complementarias fuera del centro docente, durante un periodo que puede llegar hasta la finalización del año académico.

b) Inhabilitación para cursar estudios en el centro en el que se cometió la conducta gravemente perjudicial por el tiempo que reste hasta la finalización del curso escolar.

c) Inhabilitación definitiva para cursar estudios en el centro donde se cometió la conducta gravemente perjudicial. En este caso, el Consejo Escolar del centro podrá acordar la readmisión del alumno para el siguiente curso, previa petición y comprobación de un cambio positivo en su actitud.

d) En caso de que el alumno sancionado con inhabilitación curse las enseñanzas obligatorias, la Administración educativa le asegurará un puesto escolar en otro centro docente. Si se trata de alumnos que sigan enseñanzas no obligatorias, de no existir plazas se lo facilitará en la modalidad de enseñanza a distancia.

Artículo 123.- DE LA SUSPENSIÓN DEL DERECHO DE ASISTENCIA A CLASE POR EL PROFESOR.

(Esta medida sólo es aplicable si se contempla expresamente en las NOF). Decreto 292/1995, de 3 de octubre, disposición adicional cuarta.

a) Todo profesor podrá excepcionalmente suspender del derecho de asistencia a clase a un alumno cuando altere gravemente el orden con manifiesta desobediencia a su persona. El profesor informará al profesor de guardia si lo hubiere y/o al jefe de estudios, cerciorándose de que el alumno queda debidamente vigilado.  En caso de no existir profesorado de guardia que se haga cargo de ese alumnado no podrá expulsarse de clase.

b) El jefe de estudios decidirá la medida correctora para el alumno o informará al director cuando estime que proceda la incoación de expediente disciplinario.

c) También podrá ordenar que el alumno vuelva a clase cuando estime que la actuación del profesor no ha sido proporcionada

Artículo 124.- DE  LAS TAREAS QUE CONTRIBUYAN A LA MEJORA Y DESARROLLO DE LAS ACTIVIDADES DEL CENTRO.

La aplicación de la medida de corrección consistente en “realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones, material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa” (Apartados c) y d) del ARTÍCULO 47 del Decreto 292/1995 de Derechos y Deberes del alumnado) podrá consistir en:

a) Tareas de limpieza, reparación, traslado de enseres, o cualquier otra de carácter físico que establezca el Equipo Directivo, el cual, bajo su criterio, evitará que dichas tareas sean penosas o denigrantes, y que se realicen bajo unas mínimas medidas de seguridad.

b) Tareas escolares.

c) Los periodos de realización de estas tareas serán: durante los recreos, a 7ª hora acompañados por algún profesor, y en las tardes en las que el Centro permanezca abierto, debiendo el alumno acudir por sus propios medios y bajo la responsabilidad de sus padres en este último caso.

CAPÍTULO 18.- EL PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO.

Artículo 125.- INICIO DEL PROCEDIMIENTO.

1. No podrán imponerse sanciones por las faltas graves o muy graves sin la previa instrucción de un expediente, que, tras la recogida de la necesaria información, acuerde el Director de los centros sostenidos con fondos públicos bien por propia iniciativa, bien a propuesta del Consejo Escolar. No obstante, el director o directora antes de iniciar el procedimiento podrá intentar corregir la conducta mediante medidas aceptadas voluntariamente por el alumno o alumna o, en su caso, por sus padres, madres o representantes legales. La aceptación de las medidas propuestas determinará que no se inicie el procedimiento. No se aplicará esta posibilidad si la conducta opuesta es de las previstas en los siguientes apartados:

a) Las vejaciones o humillaciones a cualquier miembro de la comunidad educativa, particularmente aquellas que tengan una implicación de género, sexual, racial o xenófoba, o se realicen contra el alumnado más vulnerable por sus circunstancias personales, sociales o educativas.

b) El acoso escolar calificado como severo.

c) La agresión física o psicológica grave contra cualquier miembro de la comunidad educativa.

d) Todas las conductas contrarias a la convivencia, si concurren circunstancias de colectividad o de publicidad intencionada, sean éstas por procedimientos orales, escritos, audiovisuales o informáticos, así como cuando formen parte de una situación de maltrato entre igua­les.

2. Corresponde al director o directora incoar, por propia iniciativa o a propuesta de cualquier miembro de la comunidad escolar, los referidos expedientes al alumnado. El acuerdo sobre la iniciación del procedimiento ordinario se adoptará en el plazo máximo de CINCO días lectivos del conocimiento de los hechos.

3. El director o directora hará constar por escrito la apertura del expediente disciplinario, que deberá contener:

a) El nombre y apellidos del alumno o alumna.

b) Los hechos imputados.

c) La fecha en la que se produjeron los mismos.

d) El nombramiento de la persona instructora.

e) El nombramiento de un secretario o secretaria, si procede por la complejidad del expediente, para auxiliar al instructor o instructora.

f) Las medidas de carácter provisional que, en su caso, haya acordado el órgano competente, sin perjuicio de las que puedan adoptarse durante el procedimiento.

g) La posibilidad, cuando proceda, de acogerse a la terminación conciliada del procedimiento según lo establecido en el ARTÍCULO del presente decreto.

h) El derecho que asiste al alumno a presentar alegaciones cuando se le traslade la propuesta de resolución.

4. El acuerdo de iniciación del expediente disciplinario debe notificarse a la persona instructora, al alumno o alumna presunto autor de los hechos y a sus padres, madres, tutores o tutoras, en el caso de que el alumno o alumna sea menor de edad.

5. Sólo quienes tengan la condición legal de interesados en el expediente tienen derecho a conocer su contenido en cualquier momento de su tramitación.

Artículo 126.- INSTRUCCIÓN Y PROPUESTA DE RESOLUCIÓN.

1. El instructor o la instructora del expediente, una vez recibida la notificación de nombramiento y en el plazo máximo de SIETE días lectivos practicará las actuaciones que estime pertinentes y solicitar los informes que juzgue oportunos, así como las pruebas que estime convenientes para el esclarecimiento de los hechos.

2. Los siguientes aspectos fundamentales se han de tener en cuenta a la hora de la instrucción de un  expediente:

a) Que no exista indefensión del alumno o alumna

b) Respetar los plazos respecto al alumnado que se le incoa expediente

c) El pliego de cargos debe ser un documento que recoja de forma precisa los hechos acaecidos, sin expresar calificaciones

d) En todo momento los padres y madres y el alumnado debe tener acceso e información al expediente (Tener en cuenta la Ley de protección de datos de carácter personal).

e) Tipificar de forma concreta la falta y la sanción

3. Practicadas las anteriores actuaciones, el instructor formulará propuesta de resolución, que se notificará al interesado, o a su padre, madre, tutor o tutora, si el alumno o la alumna es menor de edad; concediéndoles audiencia por el plazo de tres días lectivos.

La propuesta de resolución deberá contener al menos:

a) Los hechos imputados al alumno o a la alumna en el expediente.

b) La tipificación que a estos hechos se puede atribuir.

c) Las alegaciones de los interesados

d) La valoración de la responsabilidad del alumno o de la alumna, con especificación, si procede, de las circunstancias que pueden agravar o atenuar su acción.

e) La medida educativa disciplinaria aplicable.

f) La competencia del director o de la directora del centro para resolver.

Artículo 127.- RESOLUCIÓN DEL PROCEDIMIENTO.

1. El procedimiento finalizará mediante resolución del Director del centro que podrá contemplar la aplicación de medidas o el sobreseimiento del expediente y deberá producirse en el plazo máximo de veinte días lectivos desde la fecha de iniciación del mismo. La citada resolución contemplará, al menos, los siguientes extremos:

a) Hechos probados.

b) Circunstancias atenuantes y agravantes, en su caso.

c) Sanción aplicable.

d) Fecha de efectos de la sanción.

e) Derecho que asiste al interesado para interponer recurso de alzada en el plazo de un mes desde el día siguiente a la notificación de la medida aplicable, ante el Director Territorial de Educación correspondiente, que resolverá en un plazo de máximo de tres meses, agotando la vía administrativa.

2. La  resolución será notificada en el menor tiempo posible. Siempre que quede constancia, el alumno o su padre, madre o tutor, si es menor de edad, podrá manifestar en el momento de la notificación si acepta la medida adoptada en cuyo caso, ésta será inmediatamente ejecutiva.

3. En el momento de decidir la resolución o sobreseimiento del expediente, y a los efectos de graduar la aplicación de las sanciones que procedan, se tendrán en cuenta las circunstancias personales, familiares o sociales del alumno.

4. Asimismo se podrá instar a los padres, madres  o tutores del alumno o a las instancias públicas competentes, a que adopten las medidas dirigidas a modificar las aludidas circunstancias personales, familiares o sociales cuando parezcan determinantes de la conducta del alumno.

Artículo 128.- MEDIDAS CAUTELARES.

  1. Excepcionalmente,  cuando sean necesarias para garantizar el normal desarrollo de las actividades del centro, el director o directora por propia iniciativa o a propuesta del instructor o instructora, podrá adoptar las medidas cautelares que estime convenientes. Podrán consistir en el cambio temporal de grupo o en la suspensión temporal de asistencia a determinadas clases, a determinadas actividades complementarias o extraescolares o de asistencia al propio centro, por un período máximo de diez días lectivos, o hasta la resolución del expediente. En el caso de suspensión de asistencia al centro, cuando ésta  supere los cinco días lectivos, la medida sólo podrá acordarse oída, la Comisión de Convivencia. En todo caso, las medidas cautelares adoptadas serán comunicadas al Consejo Escolar.
  2. Una vez acordada la medida, el tutor comunicará por escrito al alumno, y en caso de ser menor de edad al padre, madre o tutor, las actividades, por  áreas o materias, que debe realizar durante el tiempo que dure la sanción, así como las formas de seguimiento y control que, en su caso, sean necesarias para su aprovechamiento, todo ello con el fin de garantizar el derecho a la evaluación continua.

CAPÍTULO 19.- EL PROCEDIMIENTO CONCILIADO.

(De no contemplarse expresamente este procedimiento se seguirá el previsto en la Orden citada a continuación). Orden 11-6-2001.

Artículo 129.- DEL PROCEDIMIENTO CONCILIADO DEL CENTRO.

Orden 11-6-2001, ARTÍCULO 11.

1. La resolución de un conflicto de convivencia a través del procedimiento conciliado se hará primando los principios de intervención mínima y de proporcionalidad de las medidas. A estos efectos, debe procurarse agotar cuantas medidas previas favorezcan la reconducción del conflicto y debe aplicarse la sanción más grave exclusivamente cuando la menos grave resulte ineficaz con el alumno.

2. Queda excluida la aplicación del procedimiento de conciliación en los siguientes supuestos:

a) Cuando la gravedad del daño causado aconseje la separación absoluta de la víctima y de su agresor.

b) Cuando ya se haya hecho uso de este procedimiento con el alumno implicado por dos veces anteriores en el mismo curso escolar.

c) Cuando haya habido un incumplimiento previo por parte del alumno o la alumna de una medida por conducta gravemente perjudicial para la convivencia, con independencia de que su imposición provenga de un expediente disciplinario ordinario o conciliado.

d) Cuando no se haya cumplido con lo acordado en un procedimiento conciliado anterior por causas imputables al alumno expedientado.

3. El instructor podrá proponer al director o directora su terminación conciliada en cualquier momento de la tramitación, siempre y cuando el alumno o alumna reconozca la falta cometida o el daño causado. En este procedimiento el alumno o alumna infractor o infractora deberá, además disculparse ante el perjudicado, si lo hubiere, y en su caso comprometerse a realizar las acciones reparadoras que se determinen, seguido de su realización efectiva, todo ello con la conformidad del padre, madre, o tutor legal si el alumno es menor de edad.

4. La aplicación del procedimiento conciliado interrumpe los plazos para la tramitación del procedimiento ordinario de forma que, cuando no hubiera acuerdo conciliado, se podrá reanudar el cómputo del plazo que resta para la finalización ordinaria del procedimiento, Finalmente, con la suscripción por escrito del acuerdo conciliado se dará por terminado el expediente.

CAPÍTULO 20.- EL PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN.

Artículo 130.- LA MEDIACIÓN ESCOLAR.

Decreto 106/2010, de 28 de julio, ARTÍCULO 6 h).

Orden 11-6-2001, ARTÍCULO 5.2 y 6.

  1. Es un método de resolución de conflictos en el que, mediante la intervención imparcial de una tercera persona, se ayuda a las partes implicadas a alcanzar por sí mismas un acuerdo satisfactorio. El proceso de mediación se utilizará como estrategia preventiva en la gestión de conflictos entre miembros de la comunidad educativa, se deriven o no de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia del centro y se basará en los siguientes principios
  2. La libertad y voluntariedad de las personas implicadas en el conflicto para acogerse o no a la mediación y para desistir de ella en cualquier momento del proceso.
  3. La actuación imparcial de la persona mediadora para ayudar a las personas implicadas a que alcancen un acuerdo sin imponer soluciones ni medidas. Para garantizar este principio, la persona mediadora no puede tener ninguna relación directa con los hechos, ni con las personas que han originado el conflicto.
  4. El compromiso de mantenimiento de la confidencialidad del proceso de mediación.
  5. El carácter personal que tiene el proceso de mediación, sin que pueda existir la posibilidad de sustituir a las personas implicadas por representantes o intermediarios.
  6. La práctica de la mediación como herramienta educativa para que el alumnado adquiera, desde la práctica, el hábito de la solución pacífica de los conflictos.

Artículo 131.- PROCESO DE MEDIACIÓN.

  1. El proceso de mediación, que interrumpe cualquier otro procedimiento administrativo del centro, abierto al alumno o alumna, con el mismo objeto, se puede iniciar a instancia de cualquier miembro de la comunidad educativa, ya se trate de parte interesada o de una tercera persona, siempre que las partes en conflicto lo acepten voluntariamente. Dicha aceptación exige que éstas asuman ante la dirección del centro y, en el caso de menores de edad, las madres, los padres o tutores, el compromiso de cumplir el acuerdo al que se llegue.
  2. Las personas mediadoras deberán convocar un encuentro de las personas implicadas en el conflicto para concretar el acuerdo de mediación con los pactos de conciliación y o reparación a que quieran llegar.
  3. Si el proceso de mediación se interrumpe o finaliza sin acuerdo, o si se incumplen los pactos de reparación, la persona mediadora debe comunicar estas circunstancias al director o directora del centro para que actúe en consecuencia.